Servicio de Informacion sobre Discapacidad


Servicio de Información sobre Discapacidad
Logotipo del INICO Logotipo del INICO Logotipo del INICO Logotipo del INICO
Imagen del logo de twitter Imagen del logo de facebook Imagen del logo de Linkedin

Asociaciones de discapacitados acogen con satisfacción el endurecimiento de penas para conductores ebrios

SERVIMEDIA (01/10/2004)

Los conductores que conduzcan bajo los efectos del alcohol o las drogas se verán expuestos a sanciones más duras a partir de hoy, fecha en la que entra en vigor la reforma del Código Penal en materia de circulación.

Entre otras sanciones, se establecen penas de cárcel de hasta seis meses para conductores que circulen bajo los efectos del alcohol o las drogas, sanciones económicas más duras, retirada del carné de conducir y obligación de cumplir determinados servicios sociales a la comunidad.

Dos de las asociaciones de personas con discapacidad más directamente afectadas por los accidentes de tráfico, como la Asociación Española para el Estudio de la Lesión Medular Espinal (AESLEME) y la Federación Española de Daño Cerebral (FEDACE), han acogido favorablemente estas medidas. Para la directora de AESLEME, Mar Cogollos, ésta es "una muy buena noticia, porque todas aquellas medidas que se adopten para evitar los accidentes de tráfico tienen que ser necesariamente bienvenidas".

"Se trata de evitar los accidentes de tráfico y sus consecuencias, como las discapacidades sobrevenidas, y, en definitiva, que los conductores que circulan bajo los efectos del alcohol o las drogas puedan salir impunes", declaró Cogollos a Servimedia.

No obstante, la directora de AESLEME cree que "ahora se debe abrir un periodo de información a los conductores para explicarles por qué se adoptan estas medidas, y para que todos seamos conscientes de que no se puede coger el coche si se ha bebido alcohol".

Mar Cogollos, tetrapléjica desde que en 1987 sufrió un accidente de tráfico que la dejó postrada en una silla de ruedas, explicó que "desde AESLEME apostamos también por la adopción de medidas reeducadoras para los conductores infractores". En este sentido, comentó que "es una buena oportunidad para que estos conductores asistan a charlas, conferencias o simplemente puedan ver en los afectados por lesión medular las consecuencias que hay detrás de un accidente".

DAÑO CEREBRAL

En términos similares se expresó María Dolores Jiménez, presidenta de FEDACE, para quien "es necesario que se cambie la mentalidad existente de que no pasa nada si tomas copas y luego conduces, y de que si te para la policía tampoco pasa nada".

"Hay que tener claro que, además de poner tu vida en peligro, pones también la de los demás. Si eso no te importa, como parece que muchas veces ocurre, al menos que sí tengas en cuenta que puedes pasar por la cárcel", agregó.

En cuanto a la posibilidad de que los conductores que circulen con "una copa de más" presten servicios a la comunidad, la presidenta de FEDACE se mostró satisfecha, "porque servirá para cambiar la mentalidad si ven en otra persona, o en ellos mismos, las consecuencias que tiene la imprudencia de conducir bebido".

"Hay que tomar medidas y, antes aún, concienciarnos desde todos los sectores, porque a la gente parece que morirse le da igual, pero pasar por la cárcel o ver las consecuencias de una discapacidad como la del daño cerebral y el destrozo de vida que provoca es otra cosa", concluyó Jiménez.


© 1999-2020, Servicio de Información sobre Discapacidad
Universidad de Salamanca - Instituto Universitario de Integración en la Comunidad ]
La información que se ofrece en estas páginas está sujeta a una cláusula de exención de responsabilidad
Política de Privacidad y Protección de Datos ]