Servicio de Informacion sobre Discapacidad


Servicio de Información sobre Discapacidad
Logotipo del INICO Logotipo del INICO Logotipo del INICO Logotipo del INICO
Imagen del logo de twitter Imagen del logo de facebook Imagen del logo de Linkedin

Apoplejías serán principal causa de muerte en el futuro

EFE (12/08/2004)

Las apoplejías serán en los próximos años la principal causa de muerte en el mundo, según un estudio publicado hoy en la revista "Stroke: Journal of the American Heart Association". La investigación añadió que, a pesar de que en estos momentos es la segunda causa de muerte en el mundo, en Europa es una de las enfermedades que menos recursos recibe para la investigación. El estudio indicó que, en gran parte, eso se debe a una percepción equivocada de la enfermedad que, para muchos, sólo afecta a las personas de edad muy avanzada. Una apoplejía es un fallo cerebrovascular repentino, generalmente causado por la arterioesclerosis, la hipertensión, una embolia o una hemorragia, y se manifiesta con dificultades de visión, convulsiones, parálisis, coma y hasta la muerte. Según Sarah Pendlebury, especialista en medicina interna del Hospital John Radcliffe de Oxford, en el Reino Unido, la falta de fondos para la investigación en este campo puede ser un problema con efectos devastadores para la salud y la economía mundiales. Los investigadores dijeron que, en comparación con las enfermedades coronarias y el cáncer, las apoplejías recibieron una cantidad muy inferior de recursos para la investigación en la mayoría de nueve países europeos. "Como resultado del envejecimiento de la población en el mundo industrializado y en los países en desarrollo, se cree que las apoplejías muy pronto serán la causa más común de muerte prematura", dijo Peter Rothwell, profesor de neurología clínica de la Universidad de Oxford y coautor del estudio. Rothwell agregó que los ataques apopléjicos ya son el trastorno neurológico más común de Europa y también la causa más común de discapacidad neurológica en el mundo desarrollado. "La investigación sobre el tratamiento y la rehabilitación es importante, pero la prevención de las apoplejías es absolutamente vital si queremos neutralizar el aumento de la carga clínica y financiera que representa", dijo. Las conclusiones sobre la falta de fondos para la investigación de la enfermedad en Europa se basaron en el examen de datos financieros con ese objetivo correspondientes a 2000 y 2001 en Bielorrusia, Estonia, Suiza, Turquía, Noruega, Holanda, Austria, Reino Unido y Polonia. En todos esos países los recursos para la investigación de los problemas cardíacos o el cáncer superaron en gran medida los desembolsados para el estudio de las apoplejías. El estudio indicó que sólo en Turquía se asignaron más fondos para las investigaciones de apoplejías que para las enfermedades coronarias. "Esta falta de financiación ocurre pese a los costos (de las apoplejías), que son tan altos y probablemente superiores a los del cáncer y las enfermedades coronarias", indicaron los investigadores. Rothwell admitió que el principal motivo de este fenómeno sea probablemente producto de la percepción equivocada que existe entre la gente respecto de lo que es una apoplejía. "La gente cree que un ataque apopléjico es algo de lo que muere la gente y que sólo ocurre a los muy ancianos", señaló el investigador. "Irónicamente, ambas ideas están totalmente equivocadas. Es menos probable que uno muera de una apoplejía que de un ataque al corazón, pero sí es mucho más probable que quede con una importante discapacidad. Además, el 50 por ciento de los ataques apopléjicos ocurre en personas de menos de 75 años de edad", agregó.

© 1999-2020, Servicio de Información sobre Discapacidad
Universidad de Salamanca - Instituto Universitario de Integración en la Comunidad ]
La información que se ofrece en estas páginas está sujeta a una cláusula de exención de responsabilidad
Política de Privacidad y Protección de Datos ]