Servicio de Informacion sobre Discapacidad


Servicio de Información sobre Discapacidad
Logotipo del INICO Logotipo del INICO Logotipo del INICO Logotipo del INICO
Imagen del logo de twitter Imagen del logo de facebook Imagen del logo de Linkedin

Cada 24 segundos se produce un accidente doméstico o de ocio. Un total de 391 personas murieron en 2002 en España por esta causa

FAX PRESS (08/07/2004)

Tiene menos cobertura mediática que los que se producen en las carreteras, pero su índice de repercusión social es importante. Cada 24 segundos se produce en España un accidente doméstico o de ocio, principalmente caídas, cortes y golpes contra objetos. La mitad de ellos tiene lugar dentro del propio hogar. Los datos pertenecen al último informe de Detección de accidentes domésticos y de Ocio (DADO), presentados hoy con motivo del lanzamiento de la V campaña "Prevenir es vivir" de Cruz Roja Española.

En España, 1.320.943 personas sufrieron algún tipo de lesión en el hogar o en su tiempo libre, con un saldo de 391 fallecidos, según datos de 2002. Del total, 59.442 casos se produjeron durante actividades de ocio y el 4.5% de todos los accidentados precisó hospitalización.

El informe también señala que el mayor número de accidentes domésticos se produce en los periodos vacacionales, concretamente en los meses de diciembre, agosto y abril. En las playas, los más habituales son las picaduras, pero los más peligrosos están relacionados con el agua. Cada año fallecen en España entre 70 y 150 personas por ahogamiento, la mayoría niños menores de cuatro años, constituyendo la segunda causa de muerte por lesión accidental en los niños de menos de 14 años.

Durante las vacaciones también son frecuentes las visitas al campo. Cruz Roja señala en este caso que la falta de información sobre riesgos y las imprudencias ocasionan un número cada vez mayor de lesiones en la práctica de actividades como montañismo, mientras que las misiones de rescate de excursionistas perdidos también siguen en aumento.

Sin embargo, parece que el verdadero peligro está en casa. Los datos del Instituto Nacional de Estadística reflejan que 738.394 personas sufrieron un accidente en el hogar, que les provocó alguna limitación en sus actividades cotidianas. La mayor parte de las víctimas eran mujeres mayores de 25 años, seguidas de niños de hasta 4 y mayores de 45. Las lesiones más habituales se dieron en actos tan habituales como la limpieza o la preparación de la comida. Así, nada menos que nueve de cada diez quemaduras o escaldaduras se registran en el hogar, así como la mayoría de los envenenamientos, aplastamientos y heridas abiertas.

Es evidente que no se trata de un problema exclusivamente español. Cada año, 25 millones de ciudadanos de la Unión Europea, el 7% de la población comunitaria, sufren un accidente doméstico producido por caídas (44%), golpes contra objetos (16%), cortes o heridas (12%), quemaduras (5%), intoxicaciones (2%), cuerpos extraños (1.3%) o asfixia (0.3%). Cerca de 56.000 casos acaban en muerte.

TRAFICO

A pesar de que la cifra de siniestros de tráfico, principal causa de muerte en menores de 35 años, es muy inferior al del resto de accidentes -sólo 152.000 en 2002 frente al cerca de millón y medio de los domésticos y los casi dos millones laborales-, la gravedad de estos impactos hace que el número de muertes sobrepase considerablemente a todos los demás. En todo el mundo, 1,2 millones de personas mueren en carretera y más de diez millones resultan heridas cada año, mientras que en España -datos de 2003- son 4.302 los fallecidos y 4.037 los heridos.

El tráfico, actualmente cuarta causa de muerte por detrás de las afecciones de corazón, cáncer y enfermedades cerebro-vasculares, podría pasar a ocupar el tercer lugar en 2020, según alertan los informes de Cruz Roja.

Por ese motivo, se lanza por quinto año consecutivo la campaña "Prevenir es vivir", con la que se pretende sensibilizar a la población española, principalmente a los sectores más vulnerables (niños, jóvenes, ancianos y discapacitados) de la necesidad de actuar contra los descuidos e imprudencias, que en 9 de cada diez casos se convierte en causa principal de accidente de tráfico.

Carlos Urkía, médico del Departamento de Salud y Socorro de Cruz Roja Española, remarca la necesidad de sensibilizar a la población y aumentar hasta el 20% la población con conocimientos sobre primeros auxilios -objetivo aún lejano-, ya que "más del 57% de las muertes se producen en los cinco minutos siguientes al accidente y la asistencia vital se puede centrar en un simple taponamiento de una herida o la liberación de las vías aéreas del afectado".


© 1999-2020, Servicio de Información sobre Discapacidad
Universidad de Salamanca - Instituto Universitario de Integración en la Comunidad ]
La información que se ofrece en estas páginas está sujeta a una cláusula de exención de responsabilidad
Política de Privacidad y Protección de Datos ]