Servicio de Informacion sobre Discapacidad


Servicio de Información sobre Discapacidad
Logotipo del INICO Logotipo del INICO Logotipo del INICO Logotipo del INICO
Imagen del logo de twitter Imagen del logo de facebook Imagen del logo de Linkedin

Sólo el 40% de los esquizofrénicos toma su medicación con regularidad: El incumplimiento terapéutico tiene graves consecuencias para la salud de los enfermos

Suplemento de salud del periódico El país (13/04/2004)

A pesar de lo mucho que los nuevos fármacos han mejorado el tratamiento de los esquizofrénicos, un estudio estadounidense confirma que uno de los mayores problemas es que estos enfermos no siguen el tratamiento. Sólo el 41% de los pacientes toman la medicación con regularidad, según el estudio, que también pone de relieve que los costes ambulatorios y hospitalarios son mucho más elevados en los pacientes que no siguen regularmente el tratamiento prescrito. El 22% de los pacientes se saltan completamente las dosis prescritas, y el 17% las cumplen sólo parcialmente, de acuerdo con el estudio publicado en el número de abril de 2004 de The American Journal of Psychiatry. Un hallazgo sorprendente fue que el 19% de pacientes esquizofrénicos se consideraba "cumplidores en exceso", es decir, que tomaban sus medicamentos con más frecuencia de la prescrita.

Los datos referidos a España apuntan en la misma línea y son igualmente preocupantes. El 25% de los pacientes abandona su tratamiento durante los primeros 7-10 días, el 50% de los pacientes lo hace durante el primer año y hasta el 75% a los dos años de haberlo iniciado.

"El principal problema no es sólo el incumplimiento total del tratamiento, sino el cumplimiento parcial de su medicación, es decir, no abandonan totalmente el tratamiento, sino que toman irregularmente la medicación, lo que provoca que las concentraciones plasmáticas de fármaco sean insuficientes para tratar su enfermedad. Esta situación de cumplimiento parcial hace que sea realmente complicado para el psiquiatra o los cuidadores realizar el seguimiento y detectar el incumplimiento en estos pacientes", comenta el psiquiatra español José Cabrera.

Los resultados del estudio estadounidense subrayan la necesidad de mejorar el control de los pacientes esquizofrénicos por parte del equipo de tratamiento, incluidos médicos, farmacéuticos, familiares y asistentes sociales de los servicios de salud.

Como sostiene el psiquiatra Fernando Cañas, "un paciente que no cumple adecuadamente su tratamiento aumenta sus posibilidades de acabar recayendo, lo que puede empeorar el pronóstico de su enfermedad. Y para el paciente esquizofrénico, la recaída supone bajar un escalón en su estado clínico que difícilmente recuperará en el futuro".

De acuerdo con los resultados del estudio de EE UU, la hospitalización psiquiátrica está firmemente relacionada con el grado de adherencia al tratamiento, de tal forma que la probabilidad de hospitalización de quienes lo incumplían era 1,5 veces mayor. Los que cumplían parcialmente el tratamiento o lo cumplían en exceso tenían el 80% más de probabilidades de ser hospitalizados.

Al contrario que investigaciones anteriores sobre la adherencia al tratamiento en pacientes esquizofrénicos, este estudio descubrió que existen asociaciones significativas entre la adherencia al tratamiento y la edad. La probabilidad de seguir un tratamiento antipsicótico normalmente aumentaba con la edad. Por ejemplo, en los menores de 30 años la adherencia era aproximadamente del 36%, frente al 48% de los mayores de 60 años.

Asimismo, los investigadores descubrieron que el incumplimiento estaba firmemente asociado con la situación vital. Aproximadamente, la mitad de los pacientes incluidos en el estudio vivían solos, el 25% vivían en instituciones de asistencia, el 19% con miembros de la familia, y el 5% carecía de hogar. La tasa de adherencia más elevada fue la de aquellos que vivían con miembros de la familia o en instituciones de asistencia. Los que menos lo cumplían eran los que vivían solos o los carentes de hogar. "Por supuesto, los que viven solos y los que carecen de hogar tienen menos probabilidades de recibir una supervisión de los medicamentos, de recibir el apoyo de familiares y de acceder al cuidado ambulatorio", señala Dilip Jeste, principal autor del estudio de EE UU y profesor de psiquiatría de la Universidad de California en San Diego (EE UU).

En conjunto, los resultados indican que es necesario aumentar las intervenciones para ayudar a los pacientes esquizofrénicos a mejorar la adherencia al tratamiento, según los investigadores. "Nuestros hallazgos muestran que es importante buscar nuevos métodos para mejorar la eficacia de los servicios sanitarios proporcionados a las personas mentalmente enfermas a través de la red de organismos y atención existente. También indican que se debe prestar especial atención a subgrupos en los que es necesario establecer estrategias de mejora para proteger a los pacientes esquizofrénicos de alto riesgo", afirman los investigadores en su estudio.

Para resolver este problema, surgio en España, en 2003, el proyecto Adhes, una iniciativa de más de 400 psiquiatras que desde hace casi un año trabajan con el fin de evaluar y mejorar la adherencia terapéutica en la esquizofrenia. Entre otras actividades, organizaron del 22 al 26 de marzo pasado, en colaboración con la Confederación Española de Agrupaciones de Familiares y Enfermos Mentales (FEAFES), una semana de concienciación de la adherencia terapéutica en la esquizofrenia.

Causas y riesgos del abandono

El principal factor determinante del abandono de la medicación es la falta de conciencia de la enfermedad. Por la especial idiosincrasia de la enfermedad, muchos pacientes con esquizofrenia no son conscientes de que están enfermos", asegura el psiquiatra José Cabrera. "También hay otras razones importantes, como la pérdida de soporte familiar, el abuso de tóxicos, el estigma social por padecer una enfermedad mental. En estas personas resulta francamente complicado objetivar que el paciente cumple realmente con la medicación tal como se le prescribió, lo que puede desencadenar consecuencias muy importantes para el paciente".Las consecuencias del incumplimiento terapéutico son nefastas. Se multiplica por cinco el riesgo de sufrir una recaída o un ingreso hospitalario y se aumenta hasta cuatro veces más el tiempo de estancia hospitalaria. El consumo de drogas aumenta de forma considerable el riesgo de recaída y rehospitalización. Casi la mitad de los pacientes que abandonan su tratamiento consumen o han consumido drogas habitualmente. Asimismo, tres de cada cuatro pacientes que recaen no cumplían bien su tratamiento. El simple hecho de no haber tomado la medicación durante 30 días en un año multiplica por cuatro el riesgo de rehospitalización. También hay estudios que demuestran que los esquizofrénicos que no cumplen con su tratamiento presentan un riesgo de suicidio 4,2 veces mayor que los que sí lo cumplen. Por todas estas razones, garantizar y objetivar el cumplimiento terapéutico es un enorme desafío de salud pública.

Información recogida del suplemento de salud del periódico El país del día 13 de abril de 2004


© 1999-2020, Servicio de Información sobre Discapacidad
Universidad de Salamanca - Instituto Universitario de Integración en la Comunidad ]
La información que se ofrece en estas páginas está sujeta a una cláusula de exención de responsabilidad
Política de Privacidad y Protección de Datos ]