Servicio de Informacion sobre Discapacidad


Servicio de Información sobre Discapacidad
Logotipo del INICO Logotipo del INICO Logotipo del INICO Logotipo del INICO

Estamos mejorando y transformando el SID, GRACIAS por seguir con nosotros

Imagen del logo de twitter Imagen del logo de facebook Imagen del logo de Linkedin

Los antidepresivoss en el embarazo aumentan levemente el riesgo de autismo

Europa Press (20/07/2017)

El uso de antidepresivos durante el embarazo puede conllevar un riesgo ligeramente mayor de autismo para los niños, según ha constatado un estudio de la Universidad de Bristol (Reino Unido) que publica en su último número la revista 'British Medical Journal'.

No obstante, pese a estos hallazgos los autores creen que estos resultados no deberían causar ninguna alarma ya que el riesgo absoluto de que un niño desarrolle autismo sigue siendo muy pequeño.

La depresión es común en mujeres en edad fértil, también cuando se quedan embarazadas. De hecho, se estima que a entre el 3 y 8 por ciento se les prescriben estos medicamentos durante la gestación.

Estudios previos han ligado su consumo durante el embarazo con el autismo y otros trastornos mentales, aunque los resultados son contradictorios. De hecho, la semana pasada un trabajo publicado 'JAMA Psychiatry' descartó que pudieran aumentar el riesgo de discapacidad intelectual en los bebes.

En esta investigación se analizaron datos de más de 254.000 niños de Estocolmo (Suecia) de entre 4 y 17 años, y entre sus madres había algunas que nunca habían tomado antidepresivos, otras con trastornos psiquiátricos que estuvieron en tratamiento durante el embarazo y otras que, pese a su enfermedad, quedaron sin medicar.

De los 3.342 niños expuestos a los antidepresivos durante el embarazo, el estudio encontró que el 4,1 por ciento fueron diagnosticados con autismo, en comparación con el 2,9 por ciento de los 12.325 niños no expuestos a los antidepresivos cuyas madres sí presentaban una enfermedad mental.

Los investigadores destacaron, sin embargo, que el riesgo absoluto era pequeño, ya que más del 95 por ciento de las mujeres que en el estudio que tomaron antidepresivos durante el embarazo no tuvieron un niño con autismo.

E incluso aunque la asociación entre el uso de antidepresivos y el autismo fuera causal, sólo el 2 por ciento de los casos podrían evitarse dejando de usar estos medicamentos en caso de una mujer los necesitaría durante su embarazo.

En un comentario adicional que acompaña al artículo, la investigadora Diana Schendel, de la Universidad de Aarhus (Dinamarca) reconoce que los hallazgos "deben ser vistos a través del caleidoscopio de las posibles causas del autismo".

© 1999-2018, Servicio de Información sobre Discapacidad
Universidad de Salamanca - Instituto Universitario de Integración en la Comunidad ]
La información que se ofrece en estas páginas está sujeta a una cláusula de exención de responsabilidad
Política de Privacidad y Protección de Datos ]