Servicio de Informacion sobre Discapacidad


Servicio de Información sobre Discapacidad
Logotipo del INICO Logotipo del INICO Logotipo del INICO Logotipo del INICO

Estamos mejorando y transformando el SID, GRACIAS por seguir con nosotros

Imagen del logo de twitter Imagen del logo de facebook Imagen del logo de Linkedin

La diabetes mató a cinco millones de personas en el mundo en 2015

Servimedia (05/04/2016)

La Federación Internacional de Diabetes estima que esta enfermedad mató el año pasado a más de cinco millones de personas en todo el mundo, donde calcula que viven con ella unos 415 millones de ciudadanos, aunque cerca de la mitad, sin diagnosticar.

Con estas cifras sobre la mesa y teniendo en cuenta que este año la Organización Mundial de la Salud (OMS) dedica el Día de la Salud, que se celebra este jueves, 7 de abril, a la diabetes, Medicus Mundi propone el fortalecimiento de los sistemas públicos de salud y la atención primaria como mejor medida para disminuir los problemas que esta enfermedad genera todavía en muchas partes del planeta.

“Ante esta situación, en Medicus Mundi defendemos que fortalecer los sistemas públicos de salud y en particular la nueva Atención Primaria de la Salud-APS, con un enfoque incluyente y participativo, es la mejor estrategia para abordar de forma integral la mayor parte de los problemas de salud en cualquier país”, indica.

Lo dice en un artículo Fernando Ignacio Carbone, que pertenece a medicusmundi en Perú y es médico cirujano y fue vice-ministro y ministro de Salud, además de miembro de la Comisión de Ética del Colegio Médico del Perú.

Y es que, explica Carbone, al igual que otras enfermedades crónicas y degenerativas, la diabetes y sus secuelas de todo tipo “son una desgracia que afecta catastróficamente a las poblaciones pobres y excluidas”.

“El diagnóstico temprano y el tratamiento disciplinado son fundamentales para prevenir graves complicaciones como ceguera, fallo renal, amputación de miembros inferiores o infarto de miocardio, pero esto no es fácil cuando los sistemas de salud son débiles”, prosigue.

En las zonas rurales con poblaciones indígenas, añade el especialista, la incidencia de estas enfermedades es más “silenciosa”; no se suele prestar atención de carácter preventivo a estos problemas de salud, hay menos posibilidades de diagnóstico precoz y tratamiento oportuno y, por tanto, mayor riesgo de invalidez, dependencia y muerte prematura.

Finalmente, recuerda que los hábitos como la dieta saludable, la actividad física, el mantenimiento de un peso corporal normal o evitar el consumo de tabaco pueden prevenir la diabetes o retrasar su aparición.

“Además, se necesita un sistema de salud fuerte y accesible a toda la población para el diagnóstico y control de la diabetes”, añade.

© 1999-2018, Servicio de Información sobre Discapacidad
Universidad de Salamanca - Instituto Universitario de Integración en la Comunidad ]
La información que se ofrece en estas páginas está sujeta a una cláusula de exención de responsabilidad
Política de Privacidad y Protección de Datos ]