Servicio de Informacion sobre Discapacidad


Servicio de Información sobre Discapacidad
Logotipo del INICO Logotipo del INICO Logotipo del INICO Logotipo del INICO

Estamos mejorando y transformando el SID, GRACIAS por seguir con nosotros

Imagen del logo de twitter Imagen del logo de facebook Imagen del logo de Linkedin

Una familia con una persona con discapacidad intelectual gasta ahora 5.000 euros más que al inicio de la crisis

Salamanca 24 horas (28/01/2015)

Feaps ha presentado un estudio sobre el esfuerzo económico de las familias de personas con discapacidad intelectual o del desarrollo, más de 24.000 euros al año. Ingresan menos dinero, porque tienen menos trabajo y sueldos más bajos. Además tener discapacidad intelectual supone costes de farmacia, transporte, ocio, cuidados, etcétera

La Confederación española de organizaciones en favor de las personas con discapacidad intelectual o del desarrollo (Feaps) ha elaborado el Informe ‘El sobreesfuerzo económico que la discapacidad intelectual o del desarrollo ocasiona en la familia en España 2014’, con la colaboración de Zohar Consultoría & Marketing Social. Un estudio donde se pone de manifiesto que los recortes en la Ley de Autonomía Personal, el establecimiento de copago de servicios sociales básicos, así como la falta de apoyos, colocan a las personas con discapacidad intelectual y a sus familias ante un claro riesgo de exclusión social.

La media de sobreesfuerzo asumido por las familias de personas con discapacidad intelectual en nuestro país es de 24.237 euros (lo que equivale a un 106% del salario medio anual en 2014, situado en 22.727 euros). En las personas con mayor necesidad de apoyo este sobreesfuerzo se sitúa por encima de los 47.129 euros.

Este sobreesfuerzo se explica por tres razones fundamentales. La primera, por menores ingresos de las personas con discapacidad intelectual. De este colectivo sólo uno de cada cuatro personas trabaja, lo que corresponde a una tasa de actividad del 28% frente al 77% del conjunto de la población. La tasa de paro es del 35% y el salario medio es un 56% menor (8.626 frente a 15.069 euros) que el de una persona que no tiene una discapacidad intelectual.

La segunda razón, los costes específicos derivados de la propia discapacidad. Existe un aumento de los costes en farmacia, transporte, ocio, cuidados, que puede alcanzar los 2.609 euros en aquellas personas con mayores necesidades de apoyo.

Y en tercer lugar, el copago de servicios sociales. Establecido en algunas comunidades autónomas en aplicación de la Ley de Autonomía Personal, este copago supone el 24% del sobreesfuerzo de las familias (por ejemplo, una media de 5.760 euros en una residencia). En muchas de estas comunidades, el importe del copago es superior a los ingresos por prestaciones o salarios de las personas con discapacidad.

Este sobreesfuerzo, año a año, incide en la pérdida de capacidad adquisitiva, ocasionando una situación de empobrecimiento que en muchos casos pone en grave riesgo de exclusión social a muchas estas familias, continúa Feaps. Y añade que las actuales condiciones impiden que muchas personas con discapacidad intelectual puedan desarrollar un proyecto de vida digna. Por ello, exige una legislación que articule las necesidades de estas personas, tanto desde dentro como fuera del Sistema de Autonomía Personal y Atención a la Dependencia.

© 1999-2018, Servicio de Información sobre Discapacidad
Universidad de Salamanca - Instituto Universitario de Integración en la Comunidad ]
La información que se ofrece en estas páginas está sujeta a una cláusula de exención de responsabilidad
Política de Privacidad y Protección de Datos ]