Servicio de Informacion sobre Discapacidad


Servicio de Información sobre Discapacidad
Logotipo del INICO Logotipo del INICO Logotipo del INICO Logotipo del INICO

21 de marzo: Día Mundial de las Personas con Síndrome de Down

Nota de prensa (16/03/2007)

El próximo miércoles 21 de marzo es una fecha para realizar un reconocimiento a las personas con Síndrome de Down. No está mal que alguien haya pensado en ello, pero está claro que cuando se busca una fecha específica y "obligada" para este recuerdo, quiere decir que normalmente no lo hacemos, y si no, pensemos en la cantidad de días que han surgido para ponernos en "alerta" sobre diferentes temas un poco olvidados y espinosos.

Pero está claro que no podemos dejar pasar por alto esta oportunidad, para poder hacer llegar una vez más a la sociedad la nueva imagen que las propias personas con Síndrome de Down, están construyendo de sí mismas. Una imagen, quizás aún para muchas personas desconocida, pero que gracias a Tere, Tonet, Albert, Susana, Ester, Sonia,... y muchos otras, empieza a ser habitual en nuestro entorno. Jóvenes que se forman, que trabajan, con iniciativa, con ganas de disfrutar de su vida, de tomar decisiones y de ser responsables.

Con los apoyos que han recibido de los profesionales, la ilusión de sus familias, y el esfuerzo de cada una de las personas con Síndrome de Down, están rompiendo barreras y nos están enseñando como sus capacidades pasan por delante de su discapacidad.

Desde bien pequeños tienen que esforzarse para conseguir muchas de las cosas que el resto de la población hacemos sin ningún esfuerzo, desde pequeñitos tienen que demostrar día a día que son capaces de aprender, les pedimos que sean más simpáticos que el resto... Quizás sí está bien que hoy (21 de marzo) les reconozcamos este esfuerzo que tienen que hacer para ser en definitiva PERSONAS.

¿Cuántas cosas hacemos a lo largo del día que la mayoría de las personas con Síndrome de Down pueden hacer como nosotros?, ¿cuántas cosas podrían hacer como nosotros si les damos la oportunidad?, ¿cuántas cosas podrían hacer si no las hiciéramos por ellos?, ¿cuántas no podrán hacer si ponemos barreras, prejuicios, miedos...?

Hará falta que pongamos nuestro granito de arena, porque realmente entre todos podemos conseguir que sean personas, ciudadanos con derechos y deberes.
Quizás así conseguiremos que los niños (futuros adultos) sin discapacidad miren a su alrededor con otros ojos, más tolerantes e integradores, que les permitan valorar positivamente las diferencias, vivir la diversidad como una oportunidad de crecimiento y aprendizaje y construir una sociedad donde todos tengamos nuestro lugar.

Desde DOWN ESPAÑA no queremos dejemos pasar esta oportunidad para recordar que para conseguir todo esto, es necesario que la escuela ordinaria sea también su escuela, que puedan encontrar en ella respuesta a todas sus necesidades a lo largo de toda su escolarización; que es importante que los
empresarios los puedan ver como a uno más de sus empleados; que se necesita avanzar en la regularización del empleo con apoyo y que todos también estemos dispuestos a aprender de ellos.

Al leer esta nota seguramente recordaréis la aprobación de la "Ley de la Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las personas en situación de dependencia", ley que finalmente recoge las demandas de este colectivo y cuyo desarrollo reglamentario seguiremos de cerca desde DOWN ESPAÑA y todas sus entidades federadas.

En definitiva, algunos trazos de la actualidad para hablaros y acercaros a un colectivo de más de 32.000 personas en nuestro país que lucha día a día por ser uno más utilizando los recursos ordinarios de la comunidad con los apoyos necesarios.

En resumen: integración. La verdadera igualdad habrá llegado para las personas con Síndrome de Down cuando éstas alcanzan su plena ciudadanía con todo lo que ello conlleva: derechos, pero también obligaciones. Ser un ciudadano más es la gran meta.

Si quiere conocer más posibilidades del SID, o aportar alguna información, acceda a la sección de Sugerencias y Consultas del SID