Servicio de Informacion sobre Discapacidad


Servicio de Información sobre Discapacidad
Logotipo del INICO Logotipo del INICO Logotipo del INICO Logotipo del INICO

Estamos mejorando y transformando el SID, GRACIAS por seguir con nosotros

Imagen del logo de twitter Imagen del logo de facebook Imagen del logo de Linkedin

Las asociaciones de discapacitados solicitan a las instituciones más recursos para la investigación

websalud.com (19/07/2006)

España realiza un esfuerzo importante en la investigación con terapia celular pero, a pesar de ello, las federaciones de asociaciones de personas con discapacidades solicitan a las instituciones un mayor esfuerzo orientado hacia la investigación de enfermedades como la esclerosis múltiple, la insuficiencia renal, la fibrosis quística o el Alzheimer. Ésta es una de las ideas que se han puesto de manifiesto en el curso de verano de El Escorial "Discapacidad, sociedad e I+D", organizado por la Fundación Lilly y la Federación de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de la Comunidad de Madrid (FAMMA-Cocemfe Madrid). Asimismo, se ha pedido a los medios de comunicación colaboración para "hacer visible al colectivo de personas con discapacidad", pero también rigurosidad en las informaciones.

En España se estima que 3,5 millones de personas sufren algún tipo de discapacidad que les impide desarrollar su vida con normalidad. Según señala el presidente de FAMMA y co-director del curso, Javier Font, "estas enfermedades tienen un efecto devastador en el bienestar y la calidad de vida de las personas que las padecen". Así, durante la inauguración de la jornada, que ha sido presidida por Beatriz Elorriaga, Consejera de Familia y Asuntos Sociales de la Comunidad de Madrid, la Secretaria de Organización de COCEMFE, Roser Romero, ha recordado que la tasa de desempleados en España es 3 y 4 veces superior en personas discapacitadas al del resto de los ciudadanos. "Una sociedad moderna y solidaria como la española no debería permitir esto", ha indicado.

Los participantes han coincidido en señalar que los recursos que se dedican a investigación en España son escasos. En palabras de Roser Romero nuestro país "está aún lejos de los países europeos que ocupan los primeros puestos de la UE en temas de investigación, lo cual demuestra que queda mucho por hacer", a lo que Javier Font ha añadido que "3,5 millones de personas son una razón más que suficiente para replantearse si la investigación en España es suficiente o habría que aumentarla".

Aunque no existen datos sobre las áreas de investigación donde se están haciendo mayores esfuerzos, en opinión del doctor José Antonio Gutiérrez, director de la Fundación Lilly y co-director del curso, las lesiones neurológicas traumáticas o degenerativas son las que merecen una atención prioritaria "quizás por su frecuencia y mecanismo de actuación", explica. "Invertir en investigación es invertir en el futuro de una sociedad", ha señalado Roser Romero

Investigación biomédica, gran esperanza

Durante las jornadas también se ha profundizado en los avances biomédicos que podrían aportar soluciones a algunas discapacidades como son los trasplantes, la terapia celular y la medicina regenerativa, cuyo objetivo es restaurar la función de los órganos y tejidos dañados. "Es frecuente que la causa de estas enfermedades se deba a diferentes tipos de daños celulares o tisulares que provocan la disfunción del correspondiente órgano o tejido. La terapia celular está mostrando unos resultados experimentales esperanzadores, aunque en la mayoría de los casos es aún lejana la aplicación práctica para el sujeto discapacitado", señala el doctor Gutiérrez. En este sentido, Roser Romero ha coincidido en señalar que "la investigación en terapia celular abre expectativas para todo nuestro colectivo".

Por otra parte, el presidente de FAMMA ha pedido que la calidad de vida de las personas con discapacidad esté por encima de cuestiones morales. "La investigación para dar vida debe ser la prioridad de cualquier ser humano. Si bien es cierto que se debe tener claro el objetivo de la investigación y su correcto quehacer", ha concretado.

Bloquear la acción de las moléculas

Ante esta situación, los investigadores de este estudio, publicado en ''Proceedings of the National Academy of Sciences'', han hecho un experimento en ratas para intentar mejorar su movilidad tras una lesión en el plexo braquial. Primero les provocaron una herida similar a la que se suele producir tras un accidente de tráfico en los motoristas. El golpe les provocó una rotura de sus nervios sin los cuales perdieron sensibilidad y tono muscular.

Posteriormente les injertaron un nervio de la extremidad trasera para conectar la médula con la zona dañada. Pero estos científicos dieron un paso más: añadieron sialidasa en la zona implantada. La sialidasa una de las tres enzimas ARI (un tipo de proteínas) que bloquean o destruyen la acción de esas moléculas que impiden la regeneración.

A las cuatro semanas, las ratas tratadas con sialidasa mostraron el doble de fibras nerviosas que los animales tratados con suero salino (sustancia inactiva). Además los investigadores observaron que las nuevas fibras estaban fabricadas por células nerviosas de la médula espinal.

"Los resultados establecen que la sialidasa mejora el crecimiento del axón en un modelo animal ''in vivo''. Todavía no se ha determinado si la sialidasa, sola o en combinación con otros bloqueadores ARI, mejorarán la regeneración nerviosa en otros modelos de daño nervioso", concluyen.

Aunque reconocen que "el mecanismo por el que la sialidasa mejora el crecimiento del axón ''in vivo'' todavía no se ha establecido", argumentan que una explicación podría ser que la sialidasa destruya los receptores del axón para esas moléculas que inhiben el crecimiento. De esta forma, la fibra no recibiría la orden de frenar su regeneración y el nervio sería restaurado.

No obstante, estos científicos insisten en que se precisan más estudios para evaluar el mecanismo por el que esto se produce y para determinar cuál es la vía nerviosa más importante para esta terapia, ya que existen varios tipos de receptores y de moléculas y habría que localizar los más importantes para tratar la zona lesionada.

© 1999-2018, Servicio de Información sobre Discapacidad
Universidad de Salamanca - Instituto Universitario de Integración en la Comunidad ]
La información que se ofrece en estas páginas está sujeta a una cláusula de exención de responsabilidad
Política de Privacidad y Protección de Datos ]