Servicio de Informacion sobre Discapacidad


Servicio de Información sobre Discapacidad
Logotipo del INICO Logotipo del INICO Logotipo del INICO Logotipo del INICO


La rejoneadora Mónica Monteiro vence a la hemiplejia

EFE (18/08/2003)

Mónica Monteiro, que hace diez años rompió moldes al convertirse en la primera rejoneadora profesional portuguesa, ha hecho historia ahora al superar la hemiplejia sufrida en un accidente automovilístico, y enseña hoy a montar a los jóvenes.

Natural de la localidad lusa de Salvaterra de Magos, en la región de Ribatejo (norte de Lisboa), Monteiro, de 29 años, logró en 1994 hacer historia y recibir la alternativa como "cavaleira tauromaquica" (rejoneadora), privilegio que hasta ese momento estaba reservado a los hombres.

Su alegría fue corta y sólo había lidiado dos corridas cuando, en mayo de 1995, un autocar la atropelló cerca de su localidad natal cuando iba a mostrar un caballo a un comprador.

En el hospital de Alcoitao, cerca de Lisboa, le diagnosticaron una hemiplejia que le dejó inmóvil el lado izquierdo del cuerpo y, como recuerda ahora, "entonces me dijeron que mi recuperación era prácticamente imposible".

Cuando le dieron el alta, desoyendo todos los consejos, volvió a subirse al caballo y, como ella misma explica, "un buen día empecé a tener sensibilidad en el pie izquierdo y desde ese momento comprendí que los caballos podían influir en mi recuperación".

Optó por acudir a un centro médico de Toledo (España) donde se practicaba hipoterapia, y con ayuda de médicos y terapeutas comenzó a mejorar sensiblemente.

"Al principio me dolía todo el cuerpo y los huesos hacían ruido y todo era extraño para alguien que ya sabía montar", explica. De regreso a Portugal, fue rechazada en varios picaderos por su estado hasta que la aceptaron en uno de la localidad de Bucelas, en la periferia lisboeta, y el pasado año decidió participar en el campeonato europeo de equitación adaptada, en el que quedo décimo sexta.

Libre de la silla de ruedas y ayudándose apenas de una muleta empezó a montar en los caballos de la familia de rejoneadores Ribeiro Telles, en Almeirim, y como no podía pagarles, les propuso impartir clases de equitación a jóvenes.

Desde hace tres meses, Mónica Monteiro imparte su enseñanza sábados y domingos en el picadero Caballo Lusitano de Almeirim, y entre sus jóvenes alumnos hay uno discapacitado que ya ha comenzado a sentir mejoría y una niña con problemas de adaptación por la separación de sus padres.

Compartir
  • Facebook
  • delicious
  • digg
  • technorati
  • yahoo
  • meneame
  • wikio
  • Blinklist
  • myspace
  • Twitter
Si quiere conocer más posibilidades del SID, o aportar alguna información, acceda a la sección de Sugerencias y Consultas del SID

  • XHTML 1.0! Válido
  • CSS Válido!
  • Validación TAW
  • Validacion PICS

La información que se ofrece en estas páginas está sujeta a una cláusula de exención de responsabilidad
Política de Privacidad y Protección de Datos ]