Servicio de Informacion sobre Discapacidad


Servicio de Información sobre Discapacidad
Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad    Logotipo de los Servicios Sociales de la Junta de Castilla y León   Logotipo de Fundación Vodafone España   Escudo de la Universidad de Salamanca y del INICO (Instituto Universitario de Integración en la Comunidad)
Logotipo del INICO Logotipo del INICO Logotipo del INICO Logotipo del INICO

El Plan de Intervención Social de los barrios de La Estrella y La Milagrosa de Albacete obtiene sus primeros resultados

EUROPA PRESS - Castilla La Mancha (12/08/2003)

La concejala de Acción Social del Ayuntamiento de Albacete, Pilar López, y el coordinador del Plan de Intervención Social en los barrios de La Estrella y La Milagrosa (PISEM) presentaron hoy las actuaciones realizadas y los retos futuros dentro de este programa, auspiciado por la Junta de Comunidades.

Las necesidades de actuar en estos dos barrios, explicó la concejala, surgieron porque eran dos zonas de exclusión social, dos zonas de marginación, y el objetivo es que se integren en la ciudad, algo que se está consiguiendo poco a poco porque "este es un plan a largo plazo".

En 2001 y en 2002 se estuvo generando la infraestructura y el equipo humano para trabajar con estos dos barrios y la novedad de este año ha sido la creación de una unidad política (compuesta por los delegados provinciales de Industria y Empleo, Educación, Obras Públicas, Servicios Sociales y Sanidad) para coordinar las actuaciones e intervenciones y que se logre una mayor eficacia, aunque el Plan sale adelante también por el trabajo de numerosos voluntarios.

El coordinador del PISEM, Antonio Rodríguez, insistió en que es un plan global y coordinado con el que se trabaja no sólo con individuos, sino también con familias y grupos y lamentó que el único antecedente que ha habido fue el conocido "Plan Seiscientas", que se desarrolló entre los años 1989 y 1993 y tras el que, al no haber continuidad, se produjo un retroceso con respecto a lo avanzado.

Sin embargo, la situación de ambos barrios es muy diferente. Así, la población total entre ambos barrios es de 3.128 habitantes (según datos del padrón municipal de diciembre de 2001). La mayor parte de estos habitantes pertenecen a La Milagrosa, que es un barrio que se construyó en 1979, con edificios verticales, con la mayoría de las viviendas en régimen de alquiler, con una gran movilidad de población y, por tanto, con poco sentimiento de pertenencia.

En cuanto a La Estrella, es un barrio con menos población, más antiguo, más instalado en la ciudad (hay documentos del siglo XIX que ya lo mencionan y que entonces lo denominaban "El cerrico de la horca"). La edificación es más horizontal, son normalmente casas bajas con un patio, la población es más estable, hay un mayor sentimiento de pertenencia y, por lo tanto, hay un cuidado mayor del barrio y una menor conflictividad.

POBLACIÓN.

Se da la circunstancia de que hay una enorme parte de la población de estos dos barrios que es joven, de hecho, el 62 por ciento de la misma tiene menos de 30 años. Además, el porcentaje de gente instruída es mínimo, como lo demuestran los datos que cifran en un 7 por ciento la población analfabeta y en un 79 por ciento la población que no ha completado los estudios de educación primaria o básica.

El 35 por ciento de las personas en edad de trabajar están incluidos en planes sociales de empleo. Junto a ello, se encuentra mucha gente en situación de exclusión social, con rentas muy bajas y que basan su subsistencia en la venta de chatarra o en la recolección del campo.

ACTUACIÓN DEL PISEM

Para acabar con esta situación de marginalidad y de exclusión, desde el PISEM se están abordando varios programas de ayudas en varias disciplinas como servicios sociales, salud, educación, formación y empleo y en vivienda y vonvivencia.

Unas áreas que trabajan para tratar de eliminar problemas como la alta dependencia de estas personas a ayudas institucionales, el elevado nivel de absentismo escolar, la problemática de familias desestructuradas, la escasa cualificación profesional, la alta tasa de analfabetismo, la alta dependencia a las drogas, las dificultades de convivencia entre los vecinos y la alta tasa de embarazos en adolescentes, entre otros.

Para hacer más efectiva esta actuación multidisciplinar, además de los programas, se han puesto en marcha varios proyectos, como un taller educativo-social, en el que participa un grupo estable de 20 mujeres; otro proyecto de integración social para personas con minusvalías; un proyecto de mediación jurídica; otro que incide en el tratamiento de familias con menores en situación de riesgo y a través del que se está trabajando con 30 familias; y otro proyecto para combatir el absentismo escolar.

También se trabaja en unas charlas para mejorar la relación padres-hijos; otro de alfabetización digital, que se ha puesto  en marcha en julio, varios talleres ocupacionales (de fontanería, calefacción, alicatado y limpieza técnica); y otro de hábitos saludables en el Comedor del barrio de La Milagrosa. Todo esto se ha apoyado con varias campañas, como la que se llevó a cabo el año pasado bajo la denominación "Por un barrio limpio y habitable".

RESULTADOS.

En cuanto a los resultados, en el programa de servicios sociales se atendieron 996 demandas, se tramitaron 452 prestaciones, 41 personas participaron en talleres ocupacionales y 228 personas se beneficiaron de la mediación jurídica. En el programa de educación, se trabajó con 75 personas sobre el absentismo escolar, 155 personas participaron en un proyecto de apoyo escolar en el tiempo libre y 129 padres acudieron a la escuela de padres.

Respecto al programa de formación y empleo, se contabilizaron 268 usuarios, se realizaron ocho talleres en los que se inscribieron 88 personas, de las que 22 se incorporaron al mercado de trabajo. Cuatro cursos se realizaron en el programa de vivienda y convivencia, donde
participaron 44 personas.

Por último, en el Programa de Salud se impartieron siete módulos del taller afectivo-sexual, en los que se inscribieron 14 personas, además de los 71 niños participantes en el proyecto de hábitos saludables.

Asimismo, entre los retos planteados se ha previsto establecer sistemas de evaluación de más calidad y que faciliten la toma de decisiones y, por otro lado, consolidar y potenciar los niveles de coordinación iniciados con las distintas delegaciones provinciales.
Pilar López cifró en unos 600.000 euros cada año el coste del PISEM.


Compartir
  • Facebook
  • delicious
  • digg
  • technorati
  • yahoo
  • meneame
  • wikio
  • Blinklist
  • myspace
  • Twitter
Si quiere conocer más posibilidades del SID, o aportar alguna información, acceda a la sección de Sugerencias y Consultas del SID

  • XHTML 1.0! Válido
  • CSS Válido!
  • Validación TAW
  • Validacion PICS

La información que se ofrece en estas páginas está sujeta a una cláusula de exención de responsabilidad
Política de Privacidad y Protección de Datos ]