5.- OCIO Y CULTURA


Introducción

Ficha: 5.1.-Pregúntame sobre accesibilidad en museos

Ficha: 5.2.-Pregúntame ¿cómo hacer accesible una piscina?

Ficha: 5.3.-Pregúntame ¿cómo hacer accesible una playa?

Ficha: 5.4.-Pregúntame sobre accesibilidad en hoteles

Ficha: 5.5.-Pregúntame sobre accesibilidad en bares y discotecas

Ficha: 5.6.-Pregúntame sobre accesibilidad en cines y teatros

Ficha: 5.7.-Pregúntame sobre accesibilidad en restaurantes

Ficha: 5.8.-Pregúntame ¿cómo hacer accesibles los parques infantiles?

Ficha: 5.9.-Pregúntame sobre accesibilidad en eventos deportivos

Ficha: 5.10.-Pregúntame ¿cómo hacer accesibles las instalaciones deportivas?

Ficha: 5.11.-Pregúntame sobre accesibilidad en parques naturales

Ficha: 5.12.-Pregúntame sobre accesibilidad en albergues

Ficha: 5.13.-Pregúntame sobre accesibilidad en campings

Ficha: 5.14.-Pregúntame sobre juguetes para niños con discapacidad

Ficha: 5.15.-Pregúntame ¿cómo hacer accesibles los juegos de mesa?

 

Introducción

El ocio es un fenómeno muy frecuente e importante en la sociedad actual y debe entenderse como una experiencia humana, un fenómeno social y un derecho humano fundamental que favorece el desarrollo de las personas y del que nadie debe ser privado por razones de discapacidad, género, orientación sexual, edad, raza, religión, creencia, salud, condición económica o cualquier otra circunstancia personal o social.

El ocio se manifiesta en diversas actividades (cultura, turismo, deporte y recreación) y puede definirse desde diversas dimensiones (creativa, lúdica, festiva, ecológica, solidaria, terapéutica,etc.).

Los beneficios del ocio, consecuencia de las experiencias gratificantes vividas por la persona, presentan tanto una repercusión personal positiva como en el entorno familiar y social. Cabe destacar el carácter multidimensional (físico, psicológico y social) de los efectos positivos del ocio, muy importantes para el desarrollo humano.

El ocio es signo de calidad de vida y bienestar. Puede mejorar la calidad de vida de las personas que lo practican en mayor medida cuando las condiciones en las que se hace posible permitan satisfacer las necesidades de todos, sin exclusiones ni discriminaciones.

Claves para un ocio accesible

Un entorno accesible que facilite el ocio es aquel en el que todas las personas tienen cabida y se interrelacionan, donde los equipamientos, servicios y programas de ocio reúnen las características apropiadas para todos los ciudadanos. En estos servicios se debería potenciar la diferencia como un valor, y hacer partícipes a todas las personas que pueden beneficiarse de estos servicios. Para ello deberán contemplarse los requisitos de las personas con limitaciones en la actividad tanto en su diseño como en la puesta en marcha y funcionamiento de estos servicios.

 

En el ámbito de la cultura, es necesario fomentar la participación de todas las personas. Por ello, deben contemplarse los requisitos de los usuarios con discapacidad en el acceso al patrimonio, en el disfrute de las actividades y espectáculos de difusión cultural y en los procesos de creación, especialmente.

 

En el ámbito del turismo, se deben garantizar las condiciones de accesibilidad global de las infraestructuras y entornos turísticos e impulsar la posibilidad real para que todas las personas participen en las ofertas de los diversos tipos de turismo temático.

 

En el ámbito del deporte, es conveniente mejorar las condiciones de accesibilidad plena de las infraestructuras deportivas, como condición necesaria para que todas las personas participen de forma activa (como practicantes) o de forma pasiva (como espectadores).

 

En el ámbito de la recreación, conviene asegurar la accesibilidad en el diseño de espacios, de ordenación del territorio, de planificación urbanística, en la edificación de viviendas, etc, de manera que se impida el uso y disfrute de las casas, calles, plazas, parques, áreas recreativas y espacios naturales en el desarrollo de actividades recreativas sociales, domésticas y al aire libre. Asimismo, es necesario profundizar en las potencialidades que el desarrollo de las tecnologías de la información y las comunicaciones puede tener para el pleno disfrute del ocio para todas las personas.

 

No se entiende tampoco un entorno de ocio accesible sin profesionales del ocio conocedores de la diversidad, capaces de responder a las necesidades de la persona con discapacidad en el mismo contexto y con las mismas herramientas con las que se responde al resto de la población. Debería promoverse el acceso de las personas con discapacidad al mundo profesional del ocio, lo que podría permitir aportar un conocimiento claro y concreto para dar cobertura a estas necesidades.

 

Por otra parte, el desarrollo de centros de recursos que sirvieran de referencia, apoyo y asesoramiento a los diferentes ámbitos del ocio en materia de inclusión global (física, comunicativa y social) sería un objetivo para conseguir en el medio plazo.

 

España, siendo uno de los primeros países del mundo en recepción de visitantes extranjeros y siendo receptor de muchas personas mayores, jubilados europeos, reúne las condiciones para que los requisitos de la accesibilidad sean considerados parte integrante de la calidad de la oferta turística que sin duda tendría una positiva repercusión en la balanza turística y en la rentabilidad del sector.

Necesidades generales y específicas

Las personas con discapacidad forman un grupo heterogéneo, con un repertorio diverso de necesidades y requisitos. Para una correcta atención a este colectivo de consumidores y usuarios deben contemplarse diversas medidas de inclusión física, comunicativa y social, e incluso plantear la adaptación de los tiempos de respuesta de los profesionales y del material empleado en las actividades de ocio, dependiendo, del perfil de uno de los grupos homogéneos siguientes: personas con ceguera y con discapacidad visual, personas sordas y con discapacidad auditiva, personas con discapacidad física (distinguiendo movilidad y aprehensión), personas con discapacidad intelectual, personas con discapacidades múltiples y personas con enfermedad mental. Aunque para una atención adecuada será necesario desagregar más aun al colectivo estableciendo subgrupos dentro de cada uno de los mencionados en esta clasificación que sólo atiende a un primer nivel de desagregación.

Las personas con discapacidad son titulares de los mismos derechos y deberes, entre los que se encuentra el derecho al ocio, que el resto de la ciudadanía y, como tales, reclaman la plena equiparación de oportunidades y de acceso a los recursos disponibles en la sociedad.

A partir del derecho a la autodeterminación, el elemento clave es la garantía del ejercicio de los derechos de toda persona: “nada sobre las personas con discapacidad sin las personas con discapacidad”. Aplicando dicho principio, la persona es la que debe decidir sobre su propio ocio. Y para que esto pueda cumplirse en la práctica es necesario que estas personas puedan disponer de la oportunidad de acceder a la misma oferta de ocio. Y, por tanto, será necesario acometer la eliminación de las barreras de diversa índole que todavía existen en los contextos del ocio y el uso del tiempo libre.

Hasta ahora la presencia de programas y servicios de ocio para personas con discapacidad ha estado ligada a la labor desarrollada por el Tercer Sector (asociaciones, fundaciones y otras organizaciones) que trabajan a favor de la discapacidad. Las estructuras y procesos deberían cambiarse para permitir el acceso de las personas con discapacidad, en primera opción a los programas y servicios de ocio que se prestan en la comunidad y en las industrias del ocio.

Contenido del capítulo

Las fichas que están agrupadas en este capítulo pretenden recoger ejemplos encaminados a mejorar la participación y el disfrute del ocio por parte de las personas con discapacidad. Se han recogido ejemplos de los distintos ámbitos del ocio, que van desde el ámbito cultural (museos, teatros o cines) al ámbito recreativo (bares, discotecas, restaurantes o parques), incluyendo el ámbito deportivo (piscina, eventos deportivos e instalaciones deportivas, o juegos) sin olvidar el ámbito turístico (playa, hoteles, albergues o campings).

 

Esta introducción al capítulo 5 recoge parte de la información contenida en el “Manifiesto por un Ocio Inclusivo” elaborado con motivo del Congreso Ocio, Inclusión y Discapacidad (Bilbao, julio 2003), organizado por el Instituto de Estudios de Ocio y la Cátedra ONCE Ocio y Discapacidad de la Universidad de Deusto. www.ocio.deusto.es/once/

 

 

Ficha: 5.1

Pregúntame sobre

accesibilidad en museos

Descripción general

Los museos son lugares de esparcimiento y de conocimiento, donde se atesoran obras de arte de diversa índole o muestras del avance en el conocimiento científico y técnico, así como muestras de la historia de nuestro pasado. Son lugares pues de obligada visita para todas aquellas personas que pretendan aumentar su conocimiento y disfrutar del arte.

Por supuesto, los museos deben ser espacios que garanticen su visita a todas las personas que lo deseen, incluidas las personas con limitaciones en su actividad. Sin embargo, la experiencia nos muestra que los museos plantean graves dificultades para este grupo de personas. Arrastran numerosas deficiencias que a menudo se justifican por el valor patrimonial o artístico de algunos edificios, su enclavamiento en zonas monumentales o por la necesidad, mal entendida, de conservar su integridad y aspecto original. No es una tarea fácil que edificios con características tan especiales sean accesibles, pero no es imposible y se debe tomar como una obligación, por parte de los responsables, el conseguir una accesibilidad integral que afecte tanto a los edificios como a los materiales expuestos.

Elementos que garantizarán la accesibilidad en museos

A continuación señalaremos los principales elementos que garantizan la accesibilidad integral en los museos:

·        Por lo general, para acceder a un museo es necesario poder llegar a él mediante un transporte público accesible (véanse fichas 4.2 a 4.7).

·        Una vez dejamos el transporte, debemos poder llegar a la puerta del museo sin encontrar barreras urbanísticas (véanse fichas 2.1 a 2.9).

·        Frente al edificio comprobaremos la accesibilidad arquitectónica de los accesos: existencia de rampas, escaleras, puertas de ancho suficiente, señalización, mostradores, etc. (véanse fichas 1.3 a 1.14).

·         La instalación de lugares de descanso, bancos, etc. hace más agradable la estancia y permite contemplar la obra expuesta de una forma más relajada.

Elementos que aseguran el acceso a los contenidos

El acceso a los contenidos de los museos se debe garantizar para que la visita de todos los ciudadanos sea eficaz y satisfactoria. Para ello se deberá contemplar la accesibilidad física a las colecciones facilitando incluso el tacto de las obras cuando sea posible sin dañar los originales o realizando maquetas que permitan identificar el contenido de los originales, suprimiendo las barreras arquitectónicas que impiden o dificultan la movilidad, personalizando el trato al usuario, instalando bucles magnéticos que mejoren la señal auditiva para usuarios de prótesis auditivas (audífono e implante coclear), instalando paneles informativos adecuados, etc. Concretamente, podemos mencionar los siguientes elementos que pueden ayudar a transmitir la información de la obra que se halla expuesta:

·        Ascensores que proporcionen información sonora y escrita sobre la planta y situación, y con las indicaciones escritas en braille y en macrocaracteres en altorrelieve, con sistema de comunicación con el exterior por videoconferencia. Puertas acristaladas totalmente o en parte cuando sea posible, que favorezcan la comunicación con el exterior.

·         Planos esquemáticos con  alto contraste  visual y en  relieve, colocados en las diferentes     dependencias y plantas de que conste el museo, lo que facilitará el reconocimiento de los
espacios y su distribución.

·        Zonas de circulación diferenciadas de las de exposición mediante la combinación de diferentes texturas y colores en el pavimento.

·        La utilización del color de las paredes para ayudar a los visitantes a percibir los límites espaciales. Esta función orientadora se apoya en los elementos decorativos, columnas que enfatizan los vasos de paso o las perforaciones de los muros, y en los elementos funcionales, los estores, las puertas, etcétera, entre los que se busca el máximo contraste
de colores, a la vez que se eligen tonos y materiales que eviten los deslumbramientos al usuario.

·        La iluminación debe estar enfocada a facilitar la orientación puntual dentro de las salas a las personas con problemas visuales.

·        La presencia constante de información no sólo en braille, sino también en macrocaracteres y cintas de audio o CD-ROM (o DVD) con información subtitulada y sonora, así como folletos, carteles e indicaciones generales, hará más accesible el museo a las personas con discapacidad visual y auditiva, así como a las personas con visión normal.

·        Deberá disponerse de recursos técnicos que favorezcan la accesibilidad a la información a usuarios de prótesis auditivas (audífono e implante coclear).

·        Deberá disponerse de guías con conocimiento básico de lengua de signos o acompañamiento de un intérprete de lengua de signos.

¿Dónde conseguir más información?

·    Centro Estatal de Autonomía Personal y Ayudas Técnicas (CEAPAT-IMSERSO). Internet: www.ceapat.org.

·        SINPROMI. Internet: www.sinpromi.es

·        Signalia – Servicios para la accesibilidad (Información a través de la Fundación CNSE).

¿Qué normativa y bibliografía existe que pueda ser de utilidad?

·        Capdevila, M. (1998): Manual de accesibilidad arquitectónica. Consellería de Benestar Social.

·         Dirección General de la Vivienda, la Arquitectura y el Urbanismo/IMSERSO (2002): Guía   técnica de accesibilidad en la edificación 2001. (2ª edición). Ministerio de Fomento.

·         Ley 51/2003, de 2 de diciembre, de igualdad de oportunidades, no discriminación y accesibilidad universal de personas con discapacidad.

·        Normativa sobre accesibilidad de las Comunidades Autónomas y municipios

·        SINPROMI (1996): Un museo para todos. La Laguna.

·        Para ampliar información véase el anexo al final de la guía.

 

 

Ficha: 5.2

Pregúntame ¿cómo hacer

accesible una piscina? 

Descripción general

Consideraremos aquí una piscina como un lugar público donde realizar una actividad deportiva o simplemente relajante en contacto con el agua, siendo la natación una de las actividades que contribuyen en general al mantenimiento o mejora de la salud. Esta actividad permite mejorar el sistema músculo-esquelético, el circulatorio y el sistema respiratorio, además de favorecer la autonomía y la autoconfianza.

Además de estas actividades principales de ocio deportivo y del mantenimiento de la salud, las piscinas públicas suponen excelentes lugares para el establecimiento de relaciones sociales.

Muchas personas con discapacidad gustan de disfrutar del baño y del sol en verano en una piscina. Además, muchas personas con discapacidad utilizan la natación como medio de hacer deporte y mantener su forma física. Sin embargo, para poder disfrutar de la piscina con comodidad y seguridad es necesario que sus entornos sean accesibles y se disponga en las instalaciones de una serie de elementos que permitan su utilización a todos los ciudadanos.

Elementos que garantizarán la accesibilidad integral en una piscina

A continuación mencionaremos los elementos más importantes que garantizarán la accesibilidad integral en una piscina de uso público:

·      Elementos generales. Se deberá contemplar el transporte hasta la piscina, los itinerarios en la vía pública, el edificio y otros servicios como aseos, vestuarios, bar, restaurante, tienda (véase capítulo 4 y fichas 1.2, 1.6, 1.7, 2.4, 5.5, 5.7 y 6.9).

·      Llegada al vaso de la piscina. Deben existir itinerarios accesibles (véase ficha 2.4) que conecten la entrada, los vestuarios, los aseos, el bar, la salida, la tienda, o cualquier otro servicio que pueda existir dentro del recinto de la piscina con el vaso. Si la puerta de entrada a la piscina es diferente de la de salida, serán de diferente color. Las rejillas que cubren sumideros deben ser seguras y fijas.

·      Características de la piscina. Los márgenes de la piscina deben tener una anchura mínima de 1,80 m y ser firmes, estables, antideslizantes, y evitar reflejos. Los bordes del vaso deben ser redondeados para evitar roces y cortes. Además, contarán con una protección blanda para evitar golpes. Todo el perímetro de la piscina estará señalizado con una franja antideslizante de 50 cm de ancho y de textura y color contrastados con el pavimento circundante.

El aumento de la profundidad de la piscina se señalizará por cambios de textura y color en los márgenes del andén y el fondo de la piscina.

Las juntas de las rejillas que puedan existir en la piscina deben tener una anchura máxima de 6 mm y un color diferente y contrastado con el vaso de la piscina y el pavimento circundante.

·      Accesos al vaso de la piscina. Debe existir al menos un acceso al vaso, situado cerca de la entrada principal a la piscina y en una ruta accesible dentro del recinto. En piscinas grandes (más de 50 m) es conveniente la presencia de dos accesos en rutas accesibles.

·      Mecanismos de entrada al vaso. Se deberá elegir el mejor mecanismo para garantizar una entrada/salida cómoda del vaso mediante escaleras, rampas, grúas, entradas de profundidad cero (o tipo playa), suelos móviles, sistemas de transferencia, etc.

o       Escaleras: Las escaleras de obra situadas dentro de las piscinas tendrán una anchura mínima de 1,20 m. Éstas contarán con huellas antideslizantes y con una  banda de color contrastado en el borde de cada uno de los peldaños. Los pasamanos serán de color contrastado, y rugosos para evitar que la mano resbale. Se colocarán a ambos lados de la escalera y a doble altura: 70 y 90 cm.

Las escaleras de patas serán de un color fuertemente contrastado y de un material antideslizante en peldaños y barandillas.

o       Rampas y entradas tipo playa: Se deberá comprobar el carácter de la superficie, la pendiente, la subida vertical y la anchura mínima (en rampas), la localización y medidas de los descansillos, la distancia pasamanos-rampa y pasamanos-muro y la correcta fijación y diámetro de los pasamanos (véase ficha 1.3).

La organización deberá disponer de sillas de ruedas específicas para el agua. Se evaluará la posibilidad de disponer de sillas de ruedas anfibias.

o       Grúas: Se deberá contemplar el tamaño del espacio libre, la ubicación, la altura, la anchura, los reposapiés y reposabrazos del asiento, la ubicación y características de los controles y mecanismos de operación, la movilidad vertical y el peso mínimo que debe poder soportar.

o       Sistemas de transferencia: Tanto si son muros como escaleras, comprobar el espacio libre, la altura, la profundidad y las características de la superficie del muro o de la escalera y sus peldaños, y la localización de los pasamanos.

·      Nadando en la piscina. Se deberá garantizar la existencia de elementos no estructurales que faciliten la orientación de los usuarios cuando nadan, por ejemplo corcheras, cuando la piscina está destinada especialmente a la natación.

Tipos preferentes de entrada al vaso de una piscina desde el diseño universal o diseño para todos

A continuación se han identificado los tipos de acceso a las piscinas más adecuados en función del tipo de piscina y sus destinatarios:

-         Piscinas de menos de 50 m de longitud (con un solo acceso): Entrada en declive o grúa.                  

-         Segundo acceso en piscinas de más de 50 m de longitud (con dos accesos al vaso): Sistema de transferencia o escalera.

-         Piscinas para niños: Entrada en declive.                            

-         Piscinas en balnearios: Grúa y/o Sistema de Transferencia. 

¿Dónde conseguir más información?

·        National Centre on Accesibility. Swimming pools. Internet: www.ncaonline.org/pools/index.shtml

·        Normativa de piscinas públicas de comunidades autónomas. Internet:                                  www.asofap.com/normativa/10cas_b.htm

·        Ejemplos de buenas prácticas: Piscina Bernat Picornell (Barcelona), con una calificación de "Excelente" para personas con discapacidad. Piscina Municipal de Mendizorroza (Vitoria), con una calificación de "Bien", para personas con ceguera (calificaciones según inspección realizada por personas con discapacidad de la ONCE y de PREDIF). Internet:

http://revista.consumer.es/web/es/20021201/actualidad/tema_de_portada/

¿Qué normativa y bibliografía existe que pueda ser de utilidad?

·        Mace, R. L. (1993): Making pools accessible. Athletic Business, 17(8), 34-36.

·        ONCE (2003): Accesibilidad para personas con ceguera y deficiencia visual.

·       Osinski, A. (1993): Modifying public swimming pools to comply with provisions of the Americans with Disabilities Act. Palaestra, 9(4), 13-18.

·        Priest, L. (1991): How accessible is your pool? Recreation... Access in the 90's, 1(3), 9-10 (en inglés).

·         U.S. Architectural and Transportation Barriers Compliance Board (2002): ADA Accessibility Guidelines for Recreation Facilities. Internet: www.access-board.gov/recreation/final.pdf

·        Para ampliar información véase el anexo al final de la guía.

 

 

Ficha: 5.3

Pregúntame ¿cómo hacer

accesible una playa? 

Descripción general

La playa es un espacio libre para el ocio al que todos debemos tener acceso, para poder tomar el sol, pasear, bañarnos o hacer deporte. Todo un placer para los sentidos que debe ser accesible para cualquier persona.

Resulta destacable el esfuerzo que desde los órganos de gobierno de las Comunidades Autónomas con playas se está haciendo en los últimos años para acondicionar los accesos de las playas a las necesidades de todos los usuarios.

Actualmente existen playas accesibles en la mayoría de comunidades autónomas con litoral marítimo. En la Comunidad Valenciana pronto se podrá contar con 80 playas accesibles. Pero se dispone ya de muchas más repartidas por toda la península e islas.

Sin embargo, en algunos casos, las actuaciones realizadas no contemplan todos los requisitos necesarios.

Elementos que garantizan la accesibilidad integral en playas

A continuación recogemos los elementos necesarios para garantizar la accesibilidad integral en las playas:

a) Accesos

·        En las zonas de aparcamiento de uso público se deberán reservar plazas de aparcamiento para personas con movilidad reducida (PMR), con las siguientes características (véase ficha 2.9):

o       Estar debidamente señalizadas.

o       Con proximidad máxima a los accesos peatonales.

o       Tener unas dimensiones mínimas.

·        El acceso principal debe producirse sin diferencia de nivel o, en caso de que exista, con una rampa de suave pendiente.

·        La señalización debe ser clara y comprensible (véase ficha 2.2). Los avisos de emergencia e información por megafonía deben reproducirse también con señales visuales o escritas.

·        Al menos una ruta de acceso debe conectar las paradas de transporte público, zonas de aparcamiento accesible y paseo marítimo con la entrada accesible de la playa.

b) Playas y paseos

·        Las escaleras y rampas deberán contar con suelo antideslizante, buen contraste cromático y táctil  de inicio y fin de las mismas, rodapié lateral, pasamanos a ambos lados prolongados 45 cm en los extremos de los tramos, y barandillas (véase fichas 1.3 y 2.1).

·        Los itinerarios de tablones atados entre sí deberán contar con contraste cromático con la arena y extenderse desde el desembarco de la rampa de acceso hasta la orilla del mar y con ramificaciones para acceder al mobiliario y actividades de la playa. La disposición de los tablones se realizará de manera que sea siempre perpendicular al sentido de circulación. Estos itinerarios son fácilmente identificables para las personas con deficiencias visuales.

·        El mobiliario de la playa estará fuera del itinerario o plataforma principal y conectado por itinerarios de tablones y será accesible a PMR en silla de ruedas. Habitualmente, las playas se equipan con mobiliario de servicios, tipo papeleras, duchas y vestuarios (véase fichas 1.6 y 1.7), y con mobiliario comercial tipo hamacas, sombrillas, quioscos de refrescos, entre otros.

·        Se dispondrá de una línea de balizas flotantes de un color contrastado (amarillo o naranja) de unos 50 m de largo, con una boya cada 4 m. Se iniciará en una zona próxima  a la plataforma de acceso al mar. Llevará en la parte superior el nº de boya con macrocaracteres en relieve contrastados y en braille.

·        Actualmente, en algunas de las playas accesibles se dispone de personal de apoyo cualificado y de dispositivos específicos como sillas y muletas anfibias que permiten a las personas con movilidad reducida tomar baños y pasear, cabinas adaptadas y zonas de sombra reservadas.

¿Dónde conseguir más información?

·        Accesibilidad de las playas Españolas. Internet:

www.cermi.es/documentos/cermi-es/04/18-19.pdf

·        Comunidad Valenciana. Internet: www.tra.gva.es

·        Esplaya.com. Internet: www.esplaya.com

·        Guía de playas accesibles. Internet:

www.aesleme.es/noticias/playas.htm

·    Verano sin barreras.Internet:www.cermi.es/Graficos/cermi-es/004/verano-                     inbarreras.asp

·     Instituto de Biomecánica de Valencia. Internet: www.ibv.com

 

¿Qué normativa y bibliografía existe que pueda ser de utilidad?

·        España. Ley 51/2003, de 2 de diciembre, de igualdad de oportunidades, no discriminación y   accesibilidad universal de las personas con discapacidad.

·        Marcos Pérez, D. y González Velasco, D.J. (2003): Turismo accesible. Hacia un turismo para todos. CERMI. Internet:

www.cermi.es/documentos/descargar/TurismoAccesible.pdf

·        Valencia. Ley 1/98 de 5 de mayo, de la Generalitat Valenciana, de accesibilidad y supresión de barreras  arquitectónicas, urbanísticas y la comunicación.

·        Para ampliar información véase el anexo al final de la guía.

 

 

Ficha: 5.4

Pregúntame sobre

accesibilidad en hoteles

Descripción general

Los hoteles son establecimientos de hospedaje que facilitan nuestra estancia en los viajes de trabajo, viajes de ocio e incluso en las celebraciones de congresos, conferencias y otros eventos. Estos edificios deben distinguirse por su comodidad y atractivo para los turistas o viajeros por cualquier otro motivo. En sus dependencias se espera vivir con la misma calidad que en la vivienda propia o incluso mejor. Además, los hoteles ofrecen a sus huéspedes una serie de servicios adicionales a la habitación, como los de restaurante, tiendas, piscina, entretenimiento, cuidado personal, etc.

Las personas con discapacidad no tendrán garantizado su derecho al ocio y al turismo mientras no puedan encontrar hoteles accesibles en cualquiera de sus desplazamientos. En consecuencia, es necesario que el parque hotelero cuente con una serie de habituaciones accesibles que permitan a cualquier ciudadano poder utilizar los servicios de hospedaje y todos los demás que se presten en el interior de los establecimientos hoteleros.

Elementos que garantizarán la accesibilidad integral en los hoteles

A continuación señalaremos los principales elementos que garantizarán la accesibilidad integral en los hoteles:

a) Accesos

·       Deberán contar con itinerarios accesibles desde paradas de transporte público, plazas de aparcamiento accesibles (véase ficha 2.9) y áreas de desembarque de vehículos de los clientes del hotel.

·         El acceso principal al edificio carecerá de diferencia de nivel (máximo 2 cm), o en caso de que exista,   deberá poder ser salvado por una rampa adecuada (véase ficha 1.3).

·        Si existen escaleras, deben ser como máximo de 7 peldaños, señalizadas visualmente, con pasamanos a ambos lados y pavimento diferenciado al inicio y al final.

·         Las puertas de acceso tendrán una anchura suficiente (más de 100 cm), con tiradores accesibles o de accionamiento mecánico, evitando puertas giratorias (véase ficha 1.5).

·         El mostrador de recepción deberá ser accesible (véase ficha 1.11), y contar con fax, DTS (teléfono de texto), bucle magnético que mejore la señal auditiva para usuarios de prótesis auditivas (audífono e implante coclear), y correo electrónico de acceso público. Deberá contar también conocimientos básicos de lengua de signos por parte de, al menos, una persona de la plantilla del hotel.

b) Recorridos Interiores

·        Se deberá evitar la colocación de obstáculos en los pasillos; si no es posible, deberán estar empotrados en la pared o su parte saliente más baja se situará como mínimo a 2,20 m del suelo. Si esto no puede ser, se prolongará verticalmente desde la zona más saliente hasta el suelo  o al menos  hasta 25 cm de éste. Se deberán salvar los desniveles existentes mediante rampas, y utilizar códigos de colores y franjas guía para facilitar la orientación (véase ficha 1.12).

·        Se deberá dotar de pasamanos a lo largo de los pasillos de color contrastado y establecer zonas de descanso con mobiliario adecuado.

·        Se contará con pasamanos continuos y prolongados 45 cm en los extremos a ambos lados en escaleras y rampas interiores, con contraste cromático sobre el fondo y pavimento diferenciado y no deslizante.

·        Se dotará de un sistema de señalización apropiado, general en cada planta mediante paneles informativos y planos guía con identificación táctil, bien iluminada y con textos claros y comprensibles. Se deberá identificar las habitaciones con el número en braille y números grandes en relieve y con contraste cromático sobre el fondo donde se ubiquen. Esta señalización será uniforme en todo el hotel.

c) Habitaciones

·     Las habitaciones accesibles deberán disponer de aseo accesible (véase ficha 1.6).


¿Dónde conseguir más información?

·   Centro Estatal de Autonomía Personal y Ayudas Técnicas (CEAPAT-IMSERSO). Internet:    www.ceapat.org.

·        Guía accesible del viajero con movilidad y/o comunicación reducidas. Internet:  www.polibea.com

·        Guía de hoteles accesibles*. Internet: www.arrakis.es/~cotton/hot/hot.htm

·        Guía de Hoteles Accesibles*. Internet:

www.portalsolidario.net/docu/primero.php?nombd=discapacitados_servicios_hoteles&menu=3&PHPSESSID=ba09ab75cc41e64724e550fa897fe402

·        Signalia – Servicios para la accesibilidad (Información a través de la Fundación CNSE).
 

* Los editores y autores de la Guía “Pregúntame sobre accesibilidad y ayudas técnicas” no nos hacemos responsables de los defectos de la información contenidas en las guías de hoteles citadas en esta página. Se citan a título informativo, pero la información no ha sido contrastada.

¿Qué normativa y bibliografía existe que pueda ser de utilidad?

·        España. Ley 51/2003, de 2 de diciembre, de igualdad de oportunidades, no discriminación y   accesibilidad universal de las personas con discapacidad.

·        España. Real Decreto 556/1989, de 19 de mayo, por el que se arbitran medidas mínimas sobre accesibilidad en los edificios.

·        IMSERSO/IBV (1995): Guía de Mobiliario para personas mayores. Documentos Técnicos IMSERSO.

·        Marcos Pérez, D. y González Velasco, D.J. (2003): Turismo accesible. Hacia un turismo para todos. CERMI. Internet: www.cermi.es/documentos/descargar/TurismoAccesible.pdf

·        Para ampliar información véase el anexo al final de la guía.

 

 

Ficha: 5.5

Pregúntame sobre

accesibilidad en bares

y discotecas

Descripción general

Los bares y discotecas son establecimientos de ocio y de relaciones personales en los que, en muchos casos se produce una gran concurrencia de público. Muchas personas pasan muchas horas al año en un bar y, especialmente la población joven, y los menos jóvenes también durante los fines de semana en pubs y discotecas. En este tipo de locales los problemas de accesibilidad se mezclan con sus propias y tradicionales características de funcionamiento.

En general, suele ser normal encontrar bares de dimensiones pequeñas y muy pequeñas que cuentan con una alta ocupación del espacio por máquinas, mesas, sillas, material del bar y el propio público que se sitúa normalmente en las zonas de paso. En el caso de las discotecas, además de todos estos elementos, encontramos la música con un fuerte volumen que limita la eficacia de la comunicación hablada y amplias zonas de oscuridad y baja intensidad de luz. Todo ello hace que estos espacios presenten problemas de accesibilidad y de seguridad para las personas con discapacidad.

Es importante seguir las siguientes recomendaciones para facilitar la accesibilidad a estos locales a todos sus potenciales usuarios, incluidas las personas con discapacidad, con una mínima garantía de comodidad y seguridad.

Elementos que garantizarán la accesibilidad en bares y discotecas

A continuación señalamos los principales elementos que garantizarán la accesibilidad en bares y discotecas:

a) Accesibilidad exterior.

-         Estar debidamente señalizadas.

-         Estar ubicadas lo más cerca posible de los accesos para peatones.

-         Tener las dimensiones mínimas establecidas (3,6 x 5 m).
 

b) Accesos al local.

·        El acceso principal al edificio debe producirse sin diferencia de nivel o en caso de que éste exista, con una rampa adecuada (véase ficha 1.3).

·       En el caso de que existan escalones de acceso, deben incorporar pasamanos a ambos lados y pavimento diferenciado al inicio y al final.

·       Las taquillas, mostradores y barras deben ser accesibles (véase ficha 1.11).

·        Las puertas deberán contar con una anchura suficiente, con tiradores accesibles, o puertas de accionamiento mecánico (véase ficha 1.5).

·        La iluminación deberá ser adecuada, evitando reflejos.

·        Los teléfonos, los sistemas de comunicación y la alarma y el mobiliario deberán ser accesibles.

c) Recorrido interior.

·        Se deberá evitar la colocación de obstáculos en los pasillos y  salvar desniveles mediante rampas. Se deberá utilizar franjas guía para facilitar la orientación.

·        Es necesario dotar de pasamanos a lo largo de los pasillos de color contrastado y de diseño anatómico, así como dotar de zonas de descanso con mobiliario apropiado.

·        La iluminación debe ser uniforme, resaltando algunos elementos como los núcleos de comunicación y señalización, con transferencia gradual.

·        La movilidad horizontal permite disponer de pendientes en el suelo, pero no deben superar el 6%. El ancho mínimo de pasillos ha de ser de 1,2 m, y debe contar con radios de giro suficientes para maniobrar. La normativa impone, además, la obligatoriedad de instalar pilotos en los peldaños de las escaleras existentes en los locales.

·         La disposición del mobiliario debe permitir el acercamiento al mismo a los usuarios de silla de ruedas y facilitar a las PMR las funciones de sentarse y levantarse. Las sillas no deben ser pesadas, ni compuestas de acolchado muy blando, ni incómodas de mover.

d) Señalización.

La señalización tanto visual como sonora debe estar presente en:

·        Accesos a los locales.

·        Recorridos.

·        Servicios, tanto higiénicos como de otro tipo.

·        Salidas.

Es conveniente equipar los pasos de circulación con alumbrado tipo emergencia de acción permanente a nivel superior (a 3 m del suelo) y alumbrado de baja iluminación, tipo piloto rojo, a nivel inferior (sobre la pared, a unos 20 cm del suelo, o en el propio suelo).

e) Servicios.

Los diferentes servicios que ofrecen bares y discotecas requieren:

·        Aseos accesibles e integrados (véase ficha 1.6).

·        Barras de bar o de cafetería (mostrador), teléfonos públicos y otros servicios accesibles.

Dada la gran afluencia de público que puede requerir el uso de los aseos simultáneamente, se han de dimensionar generosamente.

f) Seguridad.

La seguridad en bares y discotecas requiere:

·        Disponer del correspondiente Plan de Evacuación y Emergencia.

·        Considerar a las PMR en dicho plan como uno de los grupos prioritarios a rescatar en caso de emergencia.

·         La persona con movilidad reducida debe evacuarse, en caso de emergencia, en primer lugar o en último, nunca en medio.

·        Disponer de alarmas de emergencia acústicas y luminosas.

¿Dónde conseguir más información?

·   Abedul: guía de lugares accesibles para sillas de ruedas. Internet:                                    www.arrakis.es/~engb/turismo1.htm

·   Centro Estatal de Autonomía Personal y Ayudas Técnicas (CEAPAT-IMSERSO). Internet: www.ceapat.org

·        Guía accesible del viajero con movilidad y/o comunicación reducidas. Internet: www.polibea.com

·        Signalia – Servicios para la accesibilidad (Información a través de la Fundación CNSE).

 

* Los editores y autores de la Guía “Pregúntame sobre accesibilidad y ayudas técnicas” no se hacen responsables de los defectos de la información contenidas en las guías de lugares accesibles citadas en esta página. Se citan a título informativo, pero la información no ha sido contrastada.

¿Qué normativa y bibliografía existe que pueda ser de utilidad?

·        España. Ley 51/2003, de 2 de diciembre, de igualdad de oportunidades, no discriminación y accesibilidad universal de las personas con discapacidad.

·        España. Real Decreto 556/1989, de 19 de mayo, por el que se arbitran medidas mínimas sobre accesibilidad en los edificios.

·        Para ampliar información véase el anexo al final de la guía.

 

 

Ficha: 5.6

Pregúntame sobre

accesibilidad

en cines y teatros

Descripción general

Los cines y teatros son espacios de ocio cultural que pueden calificarse, en general, de gran consumo, a los que se asiste con cierta frecuencia desde niños hasta personas mayores. Existen múltiples salas de cine, aunque menos de teatro, en todas las ciudades y municipios con un cierto número de habitantes.

Puede decirse que el cine y el teatro son dos de las expresiones artísticas con mayor número de usuarios. Sin embargo, las personas con discapacidad encuentran graves problemas de accesibilidad para disfrutar de estas dos actividades.

Casi se puede decir que este colectivo ha estado tradicionalmente vetado para el disfrute del cine y el teatro debido, por un lado a las dificultades que ofrece su acceso (especialmente para personas usuarias de silla de ruedas), lo que se deriva, por una parte, de las características formales de estas zonas: suelos inclinados, escalonamiento de la zona de asiento, estrechamiento de la zona de circulación, etc, y por otra parte, por la falta de previsión en el momento de proyectar estos espacios. En la mayoría de las salas, las personas en silla de ruedas sólo pueden utilizar algunos huecos dejados sin silla en la primera fila o situarse delante de ésta.

La falta de accesibilidad también se debe a la casi inexistencia de subtítulos en castellano o de traducción a lengua de signos de las obras expuestas, lo que afecta a las personas sordas o con discapacidad auditiva. Por otra parte, se carece de sistemas de audiodescripción para las personas ciegas o con deficiencia visual profunda.

Elementos que garantizan la accesibilidad integral en cines y teatros

A continuación señalaremos los elementos más importantes para garantizar la accesibilidad integral en cines y teatros:

a) Acercamiento. Para asegurar un acercamiento accesible se precisa disponer de:

·        Plazas de aparcamiento reservadas a personas con movilidad reducida (PMR) (Véase ficha 2.9).

·        Paradas cercanas de transporte público accesible.

·        Adaptación de itinerarios desde los aparcamientos y paradas de transporte accesible hasta la sala (véase ficha 2.4).

 

b) Accesos. Los accesos al edificio deberán cumplir los siguientes requisitos:

·        No tener umbrales. Además de ser una barrera es también un elemento muy peligroso ante una evacuación de emergencia.

·        Disponer de escaleras o rampas y puertas accesibles (véanse fichas 1.2 y 1.3).

·        Disponer de taquillas y mostradores accesibles (véase ficha 1.11).

·        Disponer de sistemas de comunicación con el personal y de auxilio adecuados.

c) Desplazamiento.

·        Se deberá garantizar el movimiento vertical de forma accesible (Véase fichas 1.3 y 1.4).

·        Se deberá garantizar el desplazamiento horizontal. En el interior de cines y teatros suele ser habitual encontrar pendientes en el suelo y asientos fijos (véase ficha 1.3). La normativa impone además la obligatoriedad de instalar pilotos en los peldaños de las escaleras.

d) Señalización. La señalización (véanse fichas 1.12 y 2.2) debe estar presente en:

·        Los accesos al edificio.

·        Los recorridos interiores.

·        Los servicios, tanto higiénicos como de otro tipo.

·        Las salas de espectáculo o proyección.

·        El estacionamiento de los usuarios de silla de ruedas.

·        Las salidas normales y las salidas de emergencia.

Es conveniente equipar los pasos de circulación con alumbrado tipo emergencia de acción permanente a nivel superior (a 3 m del suelo) y alumbrado de baja iluminación, tipo piloto rojo, a nivel inferior (sobre la pared, a unos 20 cm del suelo, o en el propio suelo).

e) Disposición de recursos técnicos.

·        Se deberá disponer de sistemas de subtitulación optativa de manera que el usuario pueda acceder de forma voluntaria.

·        Se deberá disponer de sistemas de inducción magnética para mejorar el funcionamiento de las prótesis auditivas (audífonos e implantes cocleares).

·        Sistemas de audiodescripción.

f) Servicios. Se requiere:

·        Disponer de aseos accesibles e integrados (véase ficha 1.6). Dada la gran afluencia de público que puede requerir el uso de los aseos simultáneamente, se han de dimensionar generosamente.

·        Disponer de barras de bar o de cafetería, teléfonos públicos, tiendas y otros servicios accesibles.

·        La distribución de entradas deberá disponer de sistemas de venta anticipada a través de una página accesible de Internet (véanse fichas 6.6, 6.7 y 6.11) o cajeros automáticos (véase fichas 6.8).

 

g) Ubicación de los usuarios. La ubicación de una persona con discapacidad en la sala precisa de los siguientes requisitos:

·        Preferentemente debe situarse en la planta baja, pero no necesariamente en la fila 1 ni delante de ésta en los cines.

·        Cercana a la salida de emergencia, a la zona de aseos y a otros servicios.

·        Deberá procurarse la integración de usuarios de silla de ruedas en el bloque de butacas y sobre pavimento horizontal.

·        Deberá señalizarse la ubicación de los usuarios de silla de ruedas en el suelo.

·        Se deberá evitar que la persona sentada en su silla de ruedas se convierta en una barrera visual para otro espectador.

·        Se deberá respetar la posibilidad de reserva del asiento contiguo para posible acompañante.

h) Seguridad. Se requiere:

·        Disponer del correspondiente Plan de Evacuación y Emergencia (véase ficha 1.14).

·        Considerar a las personas con movilidad reducida en dicho plan como uno de los grupos prioritarios a rescatar en caso de emergencia.

·        Se deberá disponer de alarmas de emergencia visuales y luminosas.

Elementos que aseguran la comunicación

El colectivo de personas con discapacidad sensorial es uno de los más discriminados a la hora de asistir a espectáculos como cine y teatro. La falta de infraestructuras que permitan solventar los problemas de comunicación entre espectáculo y espectador, es uno de los problemas más graves. Algunas posibles soluciones a este problema son las que se presentan a continuación:

·         Los cines deberían disponer de bucle magnético para mejorar la señal auditiva para usuarios de prótesis auditivas (audífono e implante coclear), y de un sistema de audiodescripción para personas con ceguera o con discapacidad visual. En cines también debería habilitarse una sesión subtitulada. Algunas películas pueden ser seguidas en versión original subtitulada y sólo en determinadas salas de proyección. Lo aconsejable sería reservar aquellas plazas centrales en la 9ª o 10ª fila que favorezcan el ángulo visual a la reproducción y fácil lectura del subtitulado.

·        En los teatros, la situación es diferente. Previa solicitud, se debería poder disponer de intérpretes de lengua de signos para traducir los diálogos de la obra, o contar con un sistema de estenotipia que proyecte en pantalla grande los textos. También se debería instalar un sistema de bucle magnético para usuarios de audífonos e implante coclear.

·        En los teatros sería conveniente reservar las primeras filas de la sala de tal manera que se favorezca el ángulo visual a la escena y/o interprete de lengua de signos.

¿Dónde conseguir más información?

·        Centro Estatal de Autonomía Personal y Ayudas Técnicas (CEAPAT-IMSERSO): www.ceapat.org

·        Signalia – Servicios para la accesibilidad (Información a través de la Fundación CNSE).

¿Qué normativa y bibliografía existe que pueda ser de utilidad?

·       CEADIS (2003): Manual de la discapacidad. Método para la recepción de personas con discapacidad en espectáculos, actividades turísticas, culturales y sociales en el ámbito municipal. CEADIS, Sevilla. Internet: www.planestrategicosevilla2010.org/

·         España. Ley 51/2003, de 2 de diciembre, de igualdad de oportunidades, no discriminación y accesibilidad universal de las personas con discapacidad.

·         España. Real Decreto 556/1989, de 19 de mayo, por el que se arbitran medidas mínimas sobre accesibilidad en los edificios.

·         Ramos Llinás, E. y cols. (2003): Estudio de la accesibilidad de los teatros existentes en el municipio de Madrid. Internet: www.discapnet.es/

·        Para ampliar información véase el anexo al final de la guía.

 

 

Ficha: 5.7

Pregúntame sobre

accesibilidad en restaurantes

Descripción general

Los restaurantes son establecimiento para el disfrute de la gastronomía, además de espacios para la tertulia y las relaciones personales. En ellos pueden celebrarse distintos tipos de eventos que se realizan alrededor de una comida o una cena como reuniones de trabajo, presentaciones, actos sociales, celebraciones, etc. Entre ellos encontramos espacios generalmente concurridos, en los que caben todos los posibles tamaños. Al revés que en los bares, la ubicación del mobiliario suele estar más estructurada, diferenciando la zona de mesas y la zona de paso, además el público se encuentra sentado en su mesa, evitándose así la sobreocupación que en muchas ocasiones encontramos en los bares. No obstante, encontramos bares situados en pisos elevados o sótanos de difícil acceso.

La participación de personas con limitaciones en la actividad en eventos que se celebran en restaurantes o el simple deseo de realizar una comida fuera de casa, puede encontrarse muy restringido debido a que muchos restaurantes presentan problemas serios de accesibilidad.

Para garantizar la igualdad de oportunidades es necesario observar unas sencillas normas que permitan la accesibilidad a estos locales a cualquier ciudadano.

Elementos que garantizan la accesibilidad en restaurantes

A continuación señalamos los principales elementos que garantizarán la accesibilidad en restaurantes:

a)          Accesibilidad exterior.

Los aparcamientos de uso público que estén al servicio de un restaurante deberán contar con plazas de aparcamiento reservadas para personas con movilidad reducida (PMR) (véase ficha 2.9):

·        El acceso peatonal principal debe ser accesible y estar diferenciado del resto de accesos de forma que no interfiera con el recorrido de vehículos (véase ficha 2.4).

·        El pavimento debe ser antideslizante y regular, para no suponer un obstáculo (véase ficha 2.1).

b)          Accesos al local.

·        El acceso principal al edificio debe producirse sin diferencia de nivel o en caso de que este exista, con una rampa adecuada (véase ficha 1.3).

·        En el caso de que existan escalones de acceso, deben incorporar pasamanos a ambos lados y pavimento diferenciado visual y táctilmente al inicio y al final (véase ficha 1.3).

·        Puertas de anchura suficiente, con tiradores accesibles, o puertas de accionamiento mecánico (véase ficha 1.5).

c)           Recorrido interior.

·        Se deberá evitar la colocación de obstáculos en los pasillos. Se deberán salvar desniveles mediante rampas y utilizar franjas guía para facilitar la orientación.

·        Se deberá dotar de pasamanos a lo largo de los pasillos de color contrastado y de diseño anatómico, así como de zonas de descanso con asientos estables y firmes.

·        La iluminación deberá ser uniforme, resaltando algunos elementos como los núcleos de comunicación y señalización, con transferencias graduales.

·        Se deberá contar con teléfonos accesibles.

·         La disposición del mobiliario deberá permitir el acercamiento al mismo a los usuarios de silla de ruedas, de manera que se facilite a las PMR las funciones de sentarse y levantarse. Se deberán evitar las sillas pesadas, de acolchado muy blando e incómodas de mover (veáse tabla de dimensiones principales del mobiliario para adultos más adelante).

·         El aseo debe ser accesible y el recorrido hasta el mismo libre de obstáculos y con ancho de paso suficiente (véase ficha 1.6).

·        Las principales dimensiones del mobiliario para adultos son las siguientes*: 

-        Espacio de maniobra alrededor de mesa accesible³ 1,50 m

-        Altura libre interior mesa³ 0,75 m

-        Alcance sentado: profundidad= 0,70 m

-        Alcance sentado: lateral (de lado a lado)= 0,80 m

*Fuente: Guía accesible del viajero con movilidad y/o comunicación reducidas. Ed. Polibea. http://www.polibea.com

d)          Accesibilidad a la comunicación.

·      La carta de los platos y el menú del día deberán presentarse por escrito, en fuente tipo Arial, Helvética, Verdana o Universal, tamaño 14 o superior, incluyendo los precios. La numeración de los platos y la incorporación de fotografías facilita en gran medida la elección. Deberá disponerse al menos de una carta de menús en braille.

¿Dónde conseguir más información?

·   Abedul: guía de lugares accesibles para sillas de ruedas. Internet: www.arrakis.es/

·   Centro Estatal de Autonomía Personal y Ayudas Técnicas (CEAPAT-IMSERSO).    Internet:      www.ceapat.org

·        Guía accesible del viajero con movilidad y/o comunicación reducidas. Internet: www.polibea.com

·     Signalia – Servicios para la accesibilidad (Información a través de la Fundación CNSE).

·        Instituto de Biomecánica de Valencia (IBV). Internet: www.ibv.com

 

* Los editores y autores de la Guía “Pregúntame sobre accesibilidad y ayudas técnicas” no nos hacemos responsables de los defectos de la información contenidas en las guías de lugares accesibles citadas en esta página. Se citan a título informativo, pero la información no ha sido contrastada.

Legislación asociada

·        España. Ley 51/2003, de 2 de diciembre, de igualdad de oportunidades, no discriminación y accesibilidad universal de las personas con discapacidad.

·        España. Real Decreto 556/1989, de 19 de mayo, por el que se arbitran medidas mínimas sobre accesibilidad en los edificios.

·        Para ampliar información véase el anexo al final de la guía.

 

 

Ficha: 5.8

Pregúntame ¿cómo hacer

accesibles los parques infantiles?

Descripción general

El juego es una actividad muy importante para favorecer el desarrollo físico, psicológico y social en los niños. Todos los niños necesitan jugar. Los niños con limitaciones para la actividad también pueden desear columpiarse, balancearse, escalar, o tirarse por un tobogán. Cuando los niños con y sin discapacidad juegan juntos aprenden a apreciar las aptitudes de los demás y las similitudes entre ellos. El diseño de parques infantiles que puedan ser usados por  niños y padres con limitaciones para la actividad resulta esencial para su integración, desde una temprana edad. El diseño de estos parques infantiles contemplando los requisitos especiales de los niños con discapacidad permitirá su participación y cooperación con otros niños, favoreciendo al mismos tiempo la generación de un cambio en la percepción y las actitudes que hacia ellos tiene la sociedad en general.

Elementos que garantizarán la accesibilidad integral en parques infantiles

A continuación indicaremos los elementos principales que garantizarán la accesibilidad integral en parques infantiles:

·        Elementos generales. Se deberá contemplar la accesibilidad de los transportes públicos hasta el área del parque (véase capítulo 4), de las zonas de aparcamiento (véase ficha 2.9) y de los itinerarios hasta el parque (véase ficha 2.4).

·        Áreas de juego. Para reducir riesgos, las áreas de juego deberían estar separadas por grupos de edad (por ejemplo 2-5 años y 5-12 años) y correctamente señalizadas (véase ficha 2.2). Para ello, será necesario utilizar dibujos o textos fácilmente comprensibles por los niños. Las áreas de juego deben ser zonas en las que se favorezca la comunicación sin crear situaciones de aislamiento. Deben existir rutas accesibles desde los puntos de entrada y salida del área hasta los elementos de juego y entre estos últimos. Se deben crear senderos contrastados táctil y visualmente que diferencien las zonas de paso de las de recreo.

·        Rutas accesibles entre los elementos de juego. Deben existir rutas accesibles que: (a) conecten los elementos a nivel del suelo; (b) conecten la salida de un elemento en altura con la entrada de otro; y (c) conecten los elementos a nivel del suelo con las rampas o sistemas de transferencia que permitan acceder a los elementos elevados. Deben asegurarse la ausencia de obstáculos verticales u horizontales en las rutas; debe comprobarse la anchura e inclinación de las rutas; la existencia de al menos un espacio de maniobra en cada elemento en altura, al que se debe poder acceder con silla de ruedas; se comprobarán las medidas del espacio de maniobra; las protecciones en los bordes de la ruta y la existencia de pasamanos en las rutas elevadas. Los elementos de juego en altura pueden estar conectados a través de rutas accesibles innovadoras como tubos para avanzar a gatas o arrastrándose, o dispositivos para rodar.

·     Acceso a los elementos de juego. Se deberán incluir rampas (véase ficha 1.3) o sistemas de transferencia compuestos por plataforma, peldaños y soportes. Se debe evaluar la distancia de alcance del sistema y la distancia entre el punto de transferencia y el elemento de juego elevado. Paralelo al sistema de transferencia, debe existir un espacio libre para aparcar la silla de ruedas. Los peldaños de transferencia deben registrar un incremento menor en su altura en las áreas destinadas a los niños más pequeños. En estructuras de juego blandas debe existir al menos un punto de entrada a una ruta accesible.

·       Puntos de entrada y asientos en un elemento de juego. Se deberá comprobar la existencia y la altura de puntos de entrada y asientos donde los usuarios puedan sentarse o hacer una transferencia.

·        Elementos de juego. Pueden ser columpios con y sin plataforma para silla; deslizadores; juegos con arena en mesas con una altura adecuada para silla de ruedas; aros para encestar con una altura adecuada para silla de ruedas; elementos de juego facilitadores de la comunicación y la cooperación (por ejemplo teléfonos de juguete); reproductores de DVD para reproducir películas y karaokes con subtítulos, etc. Al menos uno de cada tipo de elementos de juego a nivel del suelo debe tener su salida y entrada conectadas a una ruta accesible. Al menos el 50% de los elementos de juego en altura deben encontrarse en una ruta accesible mediante la utilización de rampas o sistemas de transferencia. Se deberá evaluar los rangos de alcance y los espacios libres en los elementos.

·        Pavimentos. Los pavimentos de las zonas de juego, rutas, espacio libre y espacio de maniobra deben ser de un material atenuante del impacto, como caucho reciclado o fibra de lana, y antideslizante, tanto en seco como en mojado. Se utilizará una textura y color distintos para las zonas  de paso y las de recreo. Deberán existir franjas señalizadoras en el inicio de escalones  o desniveles. Los pavimentos deben revisarse con frecuencia y mantenerse adecuadamente (véase ficha 2.1).

Claves para la elección de elementos de juego desde el diseño universal o diseño para todos

A continuación indicamos las claves principales a considerar en la selección de elementos de juego desde el concepto de diseño universal:

·        Elige una variedad de cosas divertidas con las que cualquier niño podría jugar.

·        Elige elementos que favorezcan la actividad física y elementos que favorezcan la actividad social.

·        Ofrece oportunidades a todos para balancearse, rodar, jugar de forma interactiva, comunicarse, oscilar, escurrirse, hacer sonidos y música, equilibrarse, escalar, cavar, arrastrarse, rebotar, etc.

·        No asumas que los niños con limitaciones “pueden”, “no pueden” o “no quieren” hacer ciertas cosas. Lo mejor es investigar, preguntar, etc. Deja que ellos te indiquen cuáles son sus límites, dentro de los márgenes de seguridad, claro está.

¿Dónde conseguir más información?

·        Asociación Tecnológica del Juguete. Internet:

www.aiju.info

·        Instituto de Biomecánica deValencia. Internet:

www.ibv.org

·        Playground for all kids!. Internet:

www.ncaonline.org/ncpad/play4all.shtml

·        Proveedores de equipo accesible para parques infantiles (USA y Canadá). Internet:

www.playgrounddirectory.com/accessible.htm

·        Ejemplo de buenas prácticas: HAPA-Programa modelo de Inglaterra para parques infantiles accesibles. Internet: www.hants.gov.uk/istcclr/cch33063.html

·        Access to Play Areas. Internet:

www.ncaonline.org/playgrounds/play-areas.shtml

¿Qué normativa y bibliografía existe que pueda ser de utilidad?

·        Costa, M. et al. (2001): El juego para todos en los parques infantiles. AIJU, Valencia.

·    U.S. Architectural and Transportation Barriers Compliance Board (2001): A Guide to the ADA  Accessibility Guidelines for Play Areas. Internet: www.access-board.gov/play/guide/intro.Htm.

·      U.S. Architectural and Transportation Barriers Compliance Board (2004): Access Board Issues New Guidelines for Accessible Design. Internet: www.access-board.gov/ada-aba.htm

·        U.S. Architectural and Transportation Barriers Compliance Board (2002): ADA Accessibility Guidelines for Buildings and Facilities. Play Areas. Internet:

www.access-board.gov/play/finalrule.htm

·        Para ampliar información véase el anexo al final de la guía.

 

 

Ficha 5.9

Pregúntame sobre accesibilidad

en eventos deportivos

Descripción general

Los eventos deportivos se celebran en estadios de gran tamaño ante varios miles de espectadores ó decenas de miles, en el caso del fútbol, donde se llevan a cabo competiciones sobre campos de césped, tartán u otros materiales y suelen ser contemplados por los espectadores desde gradas. Este tipo de eventos forma parte de los grandes espectáculos de masas en los que los seguidores de un equipo o de un deportista individual disfrutan del espectáculo. La acumulación de público hace que estas celebraciones deportivas contengan momentos de riesgo para las personas con discapacidad.

Por tanto, para que una persona con discapacidad pueda disfrutar de los eventos deportivos sin dificultad y con total seguridad habrá que reservar espacios accesibles, adaptar gradas, accesos y otra serie de elementos.

Elementos que garantizarán la accesibilidad integral en un evento deportivo

A continuación analizaremos los elementos más importantes para garantizar la accesibilidad integral en un evento deportivo:

·        Se deberá contemplar la accesibilidad de los transportes públicos hasta el área (véase capítulo 4), de las zonas de aparcamiento (véase ficha 2.9) y de los itinerarios hasta el estadio (véase ficha 2.4).

·        La taquilla más próxima al acceso tendrá las características señaladas para ser accesible (mostrador a 80 cm de altura y señalización adecuada, véase ficha 1.11).

·        En los estadios en los que se utilicen puertas de acceso inaccesibles (puertas de torniquete o similares) se deberá prever un sistema alternativo de acceso para personas con movilidad reducida (PMR) (véase ficha 1.5).

·        Los aseos accesibles deberán estar disponibles en el trayecto existente entre el acceso y el espacio reservado en las gradas. Es necesario instalar un aseo para hombres y otro para mujeres (véase ficha 1.6).

·        Es necesaria una señalización adecuada de los asientos para todos los usuarios (véase ficha 1.12).

·      Gradas. Las gradas suelen estar construidas en hormigón, con lo que las posibles adaptaciones que se quiera realizar para mejorar su accesibilidad deberían plantearse de forma que sean lo menos costosas y lo menos “traumáticas” desde el punto de vista estructural.

Se pueden transformar las gradas, que suelen tener unos 40 cm de alto por 80 cm de profundidad, utilizando el espacio de tres de estas gradas, recreciendo con elementos de albañilería las dos inferiores a la altura de la más alta, obteniendo así un espacio de 2,4 m en el que habría espacio suficiente para usuarios de silla de ruedas y un espacio trasero destinado a circulación. En cuanto al ancho, siempre que una hilera supere los 70 cm habrá espacio suficiente para un espectador.

Cada hilera o grada tendrá que disponer de una barandilla protectora, siendo conveniente que a una altura de 10 cm se disponga de un obstáculo tipo rodapié que actúe como tope de las ruedas delanteras de las sillas de ruedas.

·      Accesos. Cuando existan accesos a la zona inferior de las gradas con poca altura, es posible convertir la escalera o parte de ella en una rampa. Tanto la rampa como la escalera han de tener un ancho libre mínimo de 1,20 m (véase ficha 1.3).

Para acceder a las zonas altas, usualmente se instalan ascensores, aunque este tipo de acceso da problemas a la hora de plantear una evacuación. Dichos ascensores deben tener unas dimensiones mínimas de 1,40 x 1,20 m (véase ficha 1.4).

·      Servicios complementarios. Además, los estadios u otras instalaciones donde se celebren  eventos deportivos, deberán contar con servicios de cafetería, bares, restaurantes, tiendas, etc. totalmente accesibles (véanse fichas 5.5, 5.7 y 6.9).

·      Información. En aquellos eventos que sea posible la información deportiva debe estar         reproducida por paneles de información o pantallas gigantes que reproduzcan la información por megafonía (alineación, goles, marcador, sustituciones, incidencias, etc.).

La información sobre la competición, equipos, actos, etc. se facilitará mediante folletos o cualquier formato escrito, debiendo estar disponible también en otros formatos, como cinta de audio o CD-ROM.

¿Dónde conseguir más información?

·        Centro Estatal de Autonomía Personal y Ayudas Técnicas (CEAPAT-IMSERSO): www.ceapat.org.

Legislación, bibliografía y normativa asociada

·        España. Ley 51/2003, de 2 de diciembre, de igualdad de oportunidades, no discriminación y accesibilidad universal de las personas con discapacidad.

·        España. Real Decreto 556/1989, de 19 de mayo, por el que se arbitran medidas mínimas sobre accesibilidad en los edificios.

·        Para ampliar información véase el anexo al final de la guía.

 

 

Ficha 5.10

Pregúntame ¿cómo hacer

accesibles las instalaciones

deportivas? 

Descripción general

La práctica regular de un deporte es beneficiosa para la salud física: favorece el desarrollo, la mejora de la coordinación motriz, la agilidad, los reflejos, la velocidad y la resistencia. Además incide positivamente sobre la salud mental, a través de la mejora de la autoestima y su contribución a la relajación. Por otra parte, facilita el establecimiento de relaciones sociales además de suponer una actividad recreativa altamente gratificante.

Pero para que estos resultados beneficiosos estén al alcance de todas las personas, las instalaciones para la práctica deportiva deben ser accesibles para todos los usuarios.

Elementos que garantizarán la accesibilidad integral en las instalaciones deportivas

A continuación indicaremos los elementos más importantes para garantizar la accesibilidad integral en las instalaciones deportivas:

·     Elementos generales. Para garantizar la accesibilidad a las instalaciones deportivas, tanto interiores como exteriores, debemos contemplar la accesibilidad del transporte público hasta las instalaciones, de las plazas de aparcamiento accesibles y de los itinerarios de la vía pública hasta el centro deportivo (véanse capítulo 4 y fichas 2.9 y 2.4).

·   Acceso a las instalaciones. Las puertas de entrada a las instalaciones deportivas interiores y exteriores deben ser accesibles (véase ficha 1.5).

·    Interior de las instalaciones. El diseño de las instalaciones debe garantizar la movilidad interior. Para ello, todas las áreas deportivas interiores y exteriores (salas de musculación, pistas de tenis, baloncesto, frontón, etc.) y los dispositivos accesibles estarán conectados a través de itinerarios accesibles (véase ficha 2.4) y señalizados correctamente (véase ficha 1.12 y 2.2).

Habrá que garantizar también el uso de las dependencias del edificio tales como el aseo, los vestuarios, el bar y la tienda, y de elementos del mobiliario, como las taquillas, los bancos, las fuentes y los teléfonos (véanse capítulos 1, 2 y 6).

En el diseño de los mostradores y áreas de recepción deberán tenerse en cuenta las observaciones realizadas en la ficha 1.11. Se deberá contemplar también las características de los pavimentos (véase ficha 2.1).

·   Información/Comunicación. Toda la documentación impresa que se entregue a los usuarios (formulario de inscripción, horarios, carné de socio, etc.) debe ser accesible (véase ficha 3.2). Las señales y paneles informativos exteriores e interiores deben cumplir ciertos requisitos de accesibilidad (véanse fichas 1.12 y 2.2). Además, puede requerirse la presencia de sistemas de comunicación alternativos (véase ficha 6.1) o la disponibilidad de intérpretes de lengua de signas o que el personal de plantilla tenga conocimientos básicos de lengua de signos.

Los sistemas de alarma de carácter auditivo deben ser acompañados de sistemas de alarma visuales: luces de alarma en todas las salas, en las pistas, en los pasillos, en las zonas comunes, etc., para aquellos casos en los que sea necesaria la evacuación.

·      Pistas. La entrada a las pistas debe permitir el acceso a personas con movilidad reducida y el pavimento debe ser antideslizante en seco y en mojado (véase ficha 2.1). Las pistas deberán contar con marcadores electrónicos y sistemas de megafonía.

Además, pueden requerirse ciertas adaptaciones concretas en las instalaciones, o la utilización de sillas de ruedas especiales o dispositivos específicos para ajustarse a las características de los usuarios. Algunas de las especificidades para diferentes deportes son las siguientes:

-  Bádminton: Altura de la red      

-  Natación: Adaptación piscina

-  Baloncesto S.R.: Silla de ruedas apropiada

-  Goalball:

o       Dimensiones del campo.

o       Ubicación de dos arcos. Pelota sonora (500g)

-  Boccia: Utilización de dispositivos auxiliares (rampas y canaletas)

-  Actividades subacuáticas: Adaptación de materiales, técnicas y logística

-  Ciclismo:

o       Adaptación bicicleta/triciclo.

o       Ciclismo en tándem

-  Tiro:

o       Posiciones de tiro fijas de 1,50 m de diámetro.

o       Sistemas de transformación de señal lumínica en acústica

-  Esgrima S.R.: Pista clavada al suelo y sistema de sujeción para la silla en pista

-  Toarball:

o       Dimensiones del campo

o       Ubicación de dos arcos

o       Pelota sonora (2kg)

-  Esquí:      

o       Adaptación esquís.

o       Adaptación bastones.

o       Guía y sistemas de comunicación por voz

-  Vela:

o       Adaptación embarcación.

o       Adaptación muelle.

-  Fútbol sala:

o       Reducción dimensiones de pista.

o       Colocación de vallas laterales.

o       Sistema de guía

-  Voleibol sentado: Reducción del tamaño de la pista y altura de la red.

 

·    Perros de asistencia. Debe ser posible que los perros de asistencia esperen a sus dueños a pie de pista, en los vestuarios, etc., mientras éstos desarrollan la práctica deportiva o utilizan otras dependencias de las instalaciones como los aseos, la sauna, etc.

·    Banquillos. En aquellos deportes en que los banquillos se encuentren a pie de campo deben existir espacios para jugadores en silla de ruedas.

·    Saunas. Las saunas deben ser accesibles. La puerta debe medir como mínimo 80 cm de ancho y el resalto debe permitir el acceso a una persona en silla de ruedas. El interior de la sauna debe contar con bancos accesibles y con espacio suficiente para el giro de la silla de ruedas. Las puertas no deben interferir en el espacio libre. Deberán contar con un avisador sonoro y visual que alerte en caso de emergencia.

Las instalaciones deportivas deberían disponer de una silla de ruedas de ducha para la entrada a la sauna.

·      Aparatos de ejercicios. Al menos uno de cada tipo de aparato deberá ser utilizable por personas con movilidad reducida. Para la práctica con estos aparatos se deberá disponer de un espacio libre mínimo de 76 cm de ancho por 1,22 m de largo. La distancia mínima de los aparatos a los paramentos verticales será de 91 cm de ancho por 1,22 m de largo. Dicho espacio debe permitir la transferencia entre una silla de ruedas y el aparato, o usar el aparato desde la propia silla. Si dos aparatos están al lado, en paralelo, el espacio libre puede ser compartido.

Instalaciones deportivas para todos

Para que las instalaciones deportivas sean utilizables por todos, deben garantizar:

·        La inexistencia de barreras físicas y para la comunicación.

·        Que se cuente con diferentes tipos de equipamiento deportivo que pueda ser utilizado por personas con diferentes niveles de aptitud física.

·        Que se superen los requisitos mínimos prescritos por la ley y se incorporen los principios del diseño universal o diseño para todos.

·        Que el personal que dirija los ejercicios conozca la discapacidad del usuario. Debe saber atender a las personas con limitaciones específicas en su actividad, así como a sus necesidades concretas. Para ello debe utilizar cuantas opciones de ejercicios estén disponibles y ser creativo respecto al equipamiento a utilizar de tal forma que el usuario se sienta cómodo con su aptitud física.

·         Deberá disponerse en la instalación de los útiles necesarios para la práctica de los deportes específicos de las personas con discapacidad (por ejemplo la boccia), así como de las ayudas técnicas necesarias para facilitar la utilización y práctica de cualquier deporte.

¿Dónde conseguir más información?

·   Enlaces de escuelas y clubes de deporte adaptado. Internet:                                         http://sportsciences.com/es/Actividad_Fisica_Adaptada/Deporte_Adaptado/index.shtml

·        Federación Española de Deportes de Minusválidos Físicos. Internet: www.fedmf.com/

·        Federación Española de Deportes para Ciegos (FEDC). Internet: www.fedc.es/

·        Federación Española de Deportes para Discapacitados Intelectuales: www.feddi.org/

·        Federación Española de Deportes para Paralíticos Cerebrales: www.fedpc.org/

·        Federación Española de Deportes para Sordos. Estatutos. Internet:

www.discapnet.es/NR/rdonlyres/ejqk7oxz3gftu7x5hbdlpbpcrfya2cyjh2ch6fie4ueffz5lflo2lejg7xeesfk6v5n5qdj3pt3y3nd42vq55w6kr7b/0070.htm

¿Qué normativa y bibliografía existe que pueda ser de utilidad?

·       North Carolina Office on Disability and Health (2001). Removing Barriers to Health Clubs and Fitness Facilities. A Guide for Accommodating All Members, Including People with Disabilities and Older Adults. Internet:

www.fpg.unc.edu/~ncodh/FitnessGuide.pdf

·        Reglamentos nacionales e internacionales de cada uno de los deportes adaptados.

·      U.S. Architectural and Transportation Barriers Compliance Board (2004): Access Board   Issues New Guidelines for Accessible Design. Internet: www.access-board.gov/ada-aba.htm

·        U.S.  Architectural and Transportation Barriers Compliance Board (2003): Accessible Sports Facilities. A Summary of Accesibility Guidelines for Recreation Facilities. Internet: www.access-board.gov/recreation/guides/pdfs/ sports.pdf

·         U.S. Architectural and Transportation Barriers Compliance Board (2002): ADA Accessibility Guidelines for Recreation Facilities. Internet: www.access-board.gov/recreation/final.pdf

·         Para ampliar información véase el anexo al final de la guía.

 

 

Ficha: 5.11

Pregúntame sobre accesibilidad

en parques naturales

Descripción general

Los parques naturales son grandes espacios de naturaleza en estado puro, joyas repletas de flora y fauna, generalmente únicas en una región, un país o incluso en el mundo. Habitualmente estos espacios presentan una geografía abrupta que es posible visitar en determinadas épocas, bajo determinados requisitos y con permisos previos que pueden obtenerse en la misma puerta del parque natural, en la mayoría de los casos. El hecho de que sea una zona especialmente protegida conlleva que no es posible realizar en ellos actuaciones de tipo urbanístico para facilitar los accesos, los caminos de visita u otros, más allá de lo que los responsables del parque han realizado para favorecer las visitas de una manera ordenada.

Para facilitar el acceso y disfrute de estos ecosistemas a la mayor parte de la población es necesario contemplar algunos criterios que es posible realizar, incluso bajo todas las restricciones previstas, es decir, se trataría de actuaciones en el mismo sentido de las ya realizadas, pero con criterios de accesibilidad para que los parques puedan ser visitados por personas con discapacidad.

Elementos que garantizarán la accesibilidad integral en los parques naturales

A continuación señalaremos los elementos principales que garantizarán la accesibilidad integral en parques naturales:

a) Accesibilidad exterior.

·        Los aparcamientos de uso público que estén al servicio del parque deberán disponer de plazas de aparcamiento reservadas (véase ficha 2.9) para personas con movilidad reducida, con las siguientes características:

o       Estar debidamente señalizadas.

o       Proximidad máxima a los accesos para peatones.

o       Tener las dimensiones mínimas establecidas.

·        Al menos una ruta de acceso al parque debe conectar con paradas de transporte público, zonas de aparcamiento accesible, calles o aceras de entrada accesible al lugar. Es preferible el acceso al parque mediante transporte público con el fin de preservar el entorno natural de la zona.

·        Los caminos que proporcionan acceso a los elementos y espacios de un lugar de recreo están entre los factores más críticos para asegurar la accesibilidad. La persona con discapacidad será incapaz de acceder y disfrutar de los espacios naturales si el camino que le lleva a ellos es inaccesible. Se harán accesibles mediante rutas de acceso y senderos de recreo (véase ficha 2.4).

·        Se realizarán rutas alternativas cuando la ruta de acceso provoque daño al aspecto ambiental o no sea practicable.

·        El acceso principal debe producirse sin diferencia de nivel o en caso de que exista, con una rampa adecuada (véase ficha 1.3).

·        Señalización apropiada sobre la organización del área, horarios, actividades, etc. mediante paneles informativos y planos guía (véase ficha 2.2), tacto visuales y con macrocaracteres. Los teléfonos y mobiliario urbano del parque deben ser accesibles (véase ficha 6.3).

·        El pavimento debe ser antideslizante y regular (véase ficha 2.1).

b) Accesibilidad de los recorridos.

·        Los senderos de circulación compartida tendrán un carril por el que circularán a pie, en silla de ruedas y en bicicleta, cuya anchura tendrá entre 1,50 y 3 m para peatones y entre 2 y 2,50 m para bicicletas. Además estarán separados por 1 m de anchura y zonas de protección a ambos lados de unos 25 cm.

·        Anchura mínima libre en senderos para transeúntes de 1,5 m, en terreno natural será de 90 cm en los pasos estrechos.

·        En relación con la pendiente máxima de rampas, no será superior al 10% para tramos no superiores a 3 m. En terrenos naturales con o sin viario del 6%. La pendiente transversal no excederá del 2%.

·        Se dispondrán espacios de paso de 1,80 x 1,80 m en rutas de acceso o senderos cuando tengan una anchura libre menor a 1,80 m. La intersección de caminos en forma de “T” podrá servir como lugar de paso aceptable. El espacio libre vertical debe ser de al menos 2,20 m de altura y se vigilará el crecimiento de ramas en los árboles.

·        Las rejillas no tendrán orificios de más de 20 mm de diámetro o separaciones entre las barras superiores a 20 mm, siempre en sentido transversal al de la marcha. Las superficies serán de pavimento exento de gravilla o material suelto y con compactación mínima de 75% del ensayo Proctor (ensayo de compactación, según norma ASTM D-698). En los entarimados de madera, los huecos no serán mayores de 10 mm.

·        En cuanto a los pequeños desniveles en entornos marítimos y naturales con viario, las superficies pueden tener desniveles aislados de aproximadamente 15 mm sin un tratamiento en los bordes. En estos entornos, los desniveles entre 15 y 30 mm. se permiten si son biselados. En entornos semisalvajes, pueden tener desniveles de aproximadamente 30 mm sin tratamiento en los bordes. Los cambios de nivel entre 30 y 50 mm deben ser biselados.

·        La iluminación debe ser uniforme donde la haya, resaltando algunos elementos importantes, como cabinas telefónicas, bancos, papeleras, paneles informativos, etc.

·        El mobiliario y barras deberán ser accesibles en bares, terrazas y zonas de servicios del parque (véase ficha 1.11). En estos elementos deberá respetarse un espacio suficiente para la circulación y maniobra libre de obstáculos.

·        Se deberá dotar a las áreas de recreo con bancos, papeleras y fuentes adecuadas, con zonas de sombra, sendas accesibles y buena iluminación (véase fichas 2.5 y 2.6).

·        El recorrido deberá estar perfectamente señalizado con el itinerario recomendado a seguir, con indicaciones de las diferentes áreas del parque. Todos los elementos del parque deberán favorecer la comunicación: teléfonos accesibles, menús de los restaurantes, folletos explicativos, mapas, etc.

¿Dónde conseguir más información?

·        Abedul: guía de lugares accesibles para sillas de ruedas. Internet: www.arrakis.es/~engb/turismo1.htm

·        Centro Estatal de Autonomía Personal y Ayudas Técnicas (CEAPAT-IMSERSO). Internet: www.ceapat.org

·        Guía accesible del viajero con movilidad y/o comunicación reducida. Internet: www.polibea.com

·        Signalia – Servicios para la accesibilidad (Información a través de la Fundación CNSE).

·        Trail Explorer. Internet: www.trailexplorer.org/

 

* Los editores y autores de la Guía “Pregúntame sobre accesibilidad y ayudas técnicas” no nos hacemos responsables de los defectos de la información contenidas en las guías de lugares accesibles citadas en esta página. Se citan a título informativo, pero la información no ha sido contrastada.

¿Qué normativa y bibliografía existe que pueda ser de utilidad?

·         España. Ley 51/2003, de 2 de diciembre, de igualdad de oportunidades, no discriminación y accesibilidad universal de las personas con discapacidad.

·        España. Real Decreto 556/1989, de 19 de mayo, por el que se arbitran medidas mínimas sobre accesibilidad en los edificios.

·        Marcos Pérez, D. y González Velasco, D.J. (2003): Turismo accesible. Hacia un turismo para todos. CERMI. Internet:

www.cermi.es/documentos/descargar/TurismoAccesible.pdf

·       ONCE (2003): Accesibilidad para personas con ceguera y deficiencia visual.

·        Para ampliar información véase el anexo al final de la guía.

 

 

Ficha: 5.12

Pregúntame sobre

accesibilidad en albergues

Descripción general

Los albergues son alojamientos económicos que resultan interesantes a la hora de viajar en un grupo, puesto que las habitaciones suelen ser de muchas plazas, con camas literas. Precisamente estas características, que incrementan la diversión y el carácter social de este tipo de alojamientos, pueden también producir una reducción importante en el grado de accesibilidad de los mismos.

Existen distintos tipos de albergues que pueden variar desde el refugio de montaña con muy pocas prestaciones al albergue tipo “hotelito” que suele ubicarse en las ciudades y en los que la gama de servicios es mayor.

Elementos que garantizarán la accesibilidad integral en los albergues

A continuación señalaremos los principales elementos que garantizarán la accesibilidad integral en albergues:

a) Accesibilidad exterior.

·       Los aparcamientos que estén al servicio del albergue deberán disponer de plazas de aparcamiento reservadas (véase ficha 2.9).

·        Un entorno limpio, libre de obstáculos, bien iluminado y en armonía con la ubicación del albergue, permite una mejor accesibilidad.

·         La señalización de llegada al lugar debe ser clara y comprensible (véase ficha 2.2).

·         Se deberá dotar a las áreas de recreo exteriores con bancos y fuentes adecuados (véase fichas 2.5 y 2.6), con zonas de sombra, sendas accesibles y buena iluminación.

·         El acceso principal al albergue debe producirse sin diferencia de nivel o en caso de que éste exista, con una rampa apropiada (véase ficha 1.3).

b) Accesibilidad interior.

·         Las puertas deberán tener una anchura suficiente y con tiradores accesibles (véase ficha 1.5).

·         El vestíbulo deberá contar con dimensiones adecuadas y con pavimento no deslizante.

·         La señalización deberá ser accesible sobre la organización del albergue, mediante paneles informativos y planos guía (véase ficha 1.12). Deberá contarse con sistemas alternativos al papel escrito.

·        Los mostradores de información deberán disponer de espacio de acercamiento libre de obstáculos, con dos alturas y con espacio libre inferior (véase ficha 1.11).

·        Los espacios de recepción deberán contar con sistemas de inducción magnética para usuarios de prótesis auditivas (audífono e implante coclear).

·        Se dispondrá de despertadores con vibración o luminosos (bastará con que se disponga de algún despertador con estas características, estando a disposición de aquellos usuarios que lo soliciten).

·       Se dispondrá de fax, teléfono, DTS y mobiliario accesibles.

·       Si existen televisores, éstos deben tener teletexto y sistemas de DVD con teletexto

·       Se deberá evitar la colocación de obstáculos en los pasillos y salvar desniveles mediante rampas. Los obstáculos que estén a una altura menor a 2,20 m estarán empotrados en el paramento.

·         El mobiliario y las barras accesibles en bares, cafeterías y restaurantes deberán ser accesibles y contar con espacio libre de obstáculos suficiente para la circulación y maniobra (véase fichas 1.11 y 5.7).

·       Los pasamanos al menos en uno de los lados de la escalera o rampa, a dos alturas, continuos en toda la escalera o rampa, de color diferenciado y de diseño anatómico, prolongado un mínimo de 45 cm y hacia abajo. El pavimento en escaleras deberá ser no deslizante, de color y textura diferenciada en rellanos y principio y fin de rampa o escalera.

·        En los casos que exista ascensor, debe ser accesible (véase ficha 1.4), pero cuando no exista o no sea posible su incorporación, alguna de las habitaciones accesibles deberán estar situada en la planta baja.

·        Los espacios de circulación dentro de la habitación tienen que tener un ancho mínimo de 90 cm, y se podrá inscribir un círculo de 1,50 m libre de mobiliario y barrido de puertas.

·        Se dispondrá de literas o camas individuales con el colchón a una altura mínima de 45 cm, facilitando así la integración con otros usuarios. Sería interesante también contar con camas articuladas y regulables en altura.

·        Todos los mecanismos de accionamiento y accesorios manipulables se colocarán a una altura no superior a 1,40 m y no inferior a 0,40 m.

·        Se deberá disponer de un aseo y ducha accesible (véase ficha 1.6).

·        Se dispondrá de alarmas de emergencia acústicas y luminosas.

¿Dónde conseguir más información?

·    Abedul: guía de lugares accesibles para sillas de ruedas. Internet: www.arrakis.es/

·       Centro Estatal de Autonomía Personal y Ayudas Técnicas (CEAPAT-IMSERSO). Internet:           www.ceapat.org

·       Guía accesible del viajero con movilidad y/o comunicación reducidas. Internet: www.polibea.com

·       Signalia – Servicios para la accesibilidad (Información a través de la Fundación CNSE).

 

* Los editores y autores de la Guía “Pregúntame sobre accesibilidad y ayudas técnicas” no nos hacemos responsables de los defectos de la información contenidas en las guías de lugares accesibles citadas en esta página. Se citan a título informativo, pero la información no ha sido contrastada.

¿Qué normativa y bibliografía existe que pueda ser de utilidad?

·      Dirección General de la Vivienda, la Arquitectura y el Urbanismo/IMSERSO (2002): Guía técnica de accesibilidad en la edificación 2001. (2ª edición). Ministerio de Fomento.

·        Ley 51/2003, de 2 de diciembre, de igualdad de oportunidades, no discriminación y accesibilidad universal de personas con discapacidad.

·        Marcos Pérez, D. y González Velasco, D.J. (2003): Turismo accesible. Hacia un turismo para todos. CERMI. Internet: www.cermi.es/documentos/descargar/TurismoAccesible.pdf

·        Normativa sobre accesibilidad de las Comunidades Autónomas y municipios.

·        Para ampliar información véase el anexo al final de la guía.

 

 

Ficha: 5.13

Pregúntame sobre

accesibilidad en campings

Descripción general

Los campings pueden ser una alternativa de alojamiento y manutención muy interesante y divertida a la hora de viajar, especialmente de vacaciones. Suelen hallarse en las cercanías de parques naturales, del mar, la montaña o grandes espacios en general. Existen campings también en los alrededores de las ciudades, siendo un sistema que está presente en muchos países del mundo. Existen campings de distintas categorías, como los hoteles, de manera que los de mayor categoría ofrecen un conjunto de servicios mayor, más comodidades y atenciones. En los campings existen múltiples tipos de servicios: zonas deportivas (piscinas, canchas de tenis, etc.), tiendas, supermercados, salones de televisión, bares, restaurantes, zona de aseos y baños comunes, etc.

Se trata de establecimientos que, por su naturaleza pueden estar en entornos ya de por sí difíciles para personas con movilidad reducida, aunque no tienen por qué serlo para otros tipos de discapacidad. En cualquier caso, el disfrute de estos centros de ocio y turismo por personas con discapacidad requiere que se asegure la accesibilidad según los criterios que se citan a continuación.

Elementos que garantizarán la accesibilidad integral en los campings

Los principales elementos que garantizarán la accesibilidad integral en los campings son los siguientes:

·        Los aparcamientos de uso público deberán disponer de plazas reservadas para personas con movilidad reducida, con las siguientes características (véase ficha 2.9):

o       Estar debidamente señalizadas.

o       Proximidad máxima a los accesos peatonales.

o       Tener dimensiones mínimas establecidas.

·        Al menos una ruta de acceso debe conectar las paradas de transporte público, zonas de aparcamiento accesible, calles o aceras con la entrada accesible del camping.

·        El acceso principal debe producirse sin diferencia de nivel o en caso de que exista, con una rampa adecuada (véase ficha 1.3).

·        El acceso peatonal principal debe ser accesible y estar diferenciado del resto de accesos de forma que no interfiera en el recorrido de vehículos.

·        Un entorno urbanizado limpio, ordenado y libre de obstáculos permite una mejor aproximación. Deben existir franjas guía de encaminamiento, rejillas de protección de alcorques, pasos de peatones con vados y todos aquellos elementos que faciliten la accesibilidad desde el entorno, así como una correcta iluminación tanto de noche como de día que favorezca la comunicación visual.

·        Se deberá contar con señalización apropiada sobre la organización del camping (horarios, actividades, tarifas, etc.) mediante paneles informativos y planos guía. Se deberá presentar la información en sistemas alternativos al papel (véase ficha 2.2).

·        Las sendas deberán ser de tierra compactada o pavimento antideslizante con materiales naturales, y contar con dimensiones adecuadas (véase ficha 1.3).

·        Las zonas de acampada deberán disponer de espacio libre suficiente para colocar una tienda de campaña y espacio libre mínimo alrededor de 90 cm, siendo este espacio de 120 cm en la zona de entrada a la tienda.

·         Las estancias de uso común (bar, cocina libre, piscina, vestuarios, aseos) deberán ser adecuadas para su uso y disfrute por todo tipo de usuarios (véase fichas 1.6, 1.7, 1.8, 5.2).

·        Si existen fuentes, bancos u otro mobiliario deberá asegurarse que sea accesible, y que no suponga un obstáculo para los usuarios (véase fichas 2.5 y 2.6).

¿Dónde conseguir más información?

·    Abedul: guía de lugares accesibles para sillas de ruedas. Internet: www.arrakis.es/

·         Centro Estatal de Autonomía Personal y Ayudas Técnicas (CEAPAT-IMSERSO). Internet: www.ceapat.org

·         Guía accesible del viajero con movilidad y/o comunicación reducidas. Internet: www.polibea.com

·        Turismo accesible. CERMI. Internet: www.cermi.es/documentos/descargar/TurismoAccesible.pdf

 

* Los editores y autores de la Guía “Pregúntame sobre accesibilidad y ayudas técnicas” no nos hacemos responsables de los defectos de la información contenidas en las guías de lugares accesibles citadas en esta página. Se citan a título informativo, pero la información no ha sido contrastada.

¿Qué normativa y bibliografía existe que pueda ser de utilidad?

·    España. Ley 51/2003, de 2 de diciembre, de igualdad de oportunidades, no discriminación y accesibilidad universal de las personas con discapacidad.

·     España. Real Decreto 556/1989, de 19 de mayo, por el que se arbitran medidas mínimas sobre accesibilidad en los edificios.

·        Marcos Pérez, D. y González Velasco, D.J. (2003): Turismo accesible. Hacia un turismo para todos. CERMI. Internet:

www.cermi.es/documentos/descargar/TurismoAccesible.pdf

·         Para ampliar información véase el anexo al final de la guía.

 

 

Ficha: 5.14

Pregúntame sobre juguetes

para niños con discapacidad

Descripción general

Los juguetes y los juegos son elementos lúdicos que incorporan orientaciones educativas y formativas para los niños, así como elementos socializadores en el caso de juegos y juguetes de uso colectivo, así como instrumentos positivos para el mantenimiento de la salud. En la mayoría de los casos contribuyen al desarrollo de la imaginación y de las habilidades manipulativas. Esta ficha se complementa con la ficha 5.8 sobre parques infantiles, en la que describíamos la importancia que el juego tiene en el desarrollo de la personalidad del niño y de sus capacidades de interrelación con el entorno, así como con otros niños y con las personas adultas.

Normalmente, las personas con discapacidad pueden utilizar los juguetes estandarizados, pero en determinados casos la accesibilidad a estos juguetes es reducida o nula, dependiendo de las limitaciones en la actividad que presente cada niño. Cuando el juguete no puede ser utilizado por estos niños en su formato comercial es posible realizar algunas variaciones en los objetivos o reglas del juego. También es posible realizar algunas adaptaciones en los dispositivos diseñados, que pueden ser sencillas o que requieran la intervención de especialistas. En general, estas adaptaciones deben realizarse artesalmente, adaptando así el juguete a los requisitos de cada usuario.

¿Cómo seleccionar los juguetes?

A continuación se enumeran varios consejos y sugerencias para la selección y adaptación de juguetes propuestas por el Instituto Tecnológico del Juguete (AIJU - www.guiadeljuguete.com).

En ocasiones puede ocurrir que un niño presente a la vez múltiples deficiencias, por lo que tendría que cumplir requisitos que están en los tres apartados siguientes. Además debe tenerse en cuenta que, en cualquier caso la adaptación a realizar deberá tener en cuenta las discapacidades concretas del usuario para el que se realiza la adaptación, por lo que las siguientes recomendaciones deberán tomarse con carácter genérico, pero no personal:

Juguetes para personas con discapacidad motora.

Para mantener una postura que el niño no puede mantener por sí solo, se pueden utilizar reposacabezas, chalecos o sujeciones apropiadas dependiendo de la discapacidad del niño. Se deberá consultar con un profesional experimentado que le asesore sobre cuáles son los más apropiados para ese niño.

Consejos útiles para su selección:

·       Los pulsadores o botones deberán ser accesibles, de tamaño grande y que no requieran gran fuerza para accionarlos (por supuesto, depende de la edad del niño).

·        Las piezas de los juguetes deberán ser fáciles de encajar.

·     En estructuras grandes, tipo mobiliario (cocinas, bancos de trabajo…), sus dimensiones deberán permitir introducir la silla de ruedas y facilitar un sencillo desglose en módulos para poder utilizarlos desmontados sobre una superficie.

·        Deben permitir un fácil acceso a todas sus posibilidades o funciones.

·        En juguetes de sobremesa éstos deberán disponer de material antideslizante en su parte inferior.

·        No deben exigir mucha rapidez de movimientos. Lo ideal es que puedan regularse los tiempos de respuesta.

·        No deben obligar a efectuar movimientos simultáneos.

Sugerencias para la realización de adaptaciones:

·        Deben fijarse las bases de los juguetes (con velcro, imanes, gatos…) para evitar movimientos no deseados durante el juego.

·        Se deben modificar los vestidos de las muñecas para facilitar su manipulación (por ejemplo, con velcros en las costuras).

·        Se deberán engrosar piezas, mangos o agarradores para facilitar su agarre y manejo.

·        Se deberán colocar reposacabezas, chalecos o cinturones de sujeción para mantener la postura del usuario.

·        Se deberán añadir cuerdas o varillas para facilitar el arrastre de algunos juguetes.

·        Se deberá modificar las dimensiones del juguete (altura, profundidad…) para permitir el acceso al mismo de forma frontal.

·        Se deberán incorporar elementos en relieve (tacos, palancas, anillas, etc.) que faciliten el giro o agarre de las piezas.

·        Se deberá adaptar el juguete para poder accionarlo a través de un pulsador externo.

Juguetes para personas con discapacidad auditiva

Consejos para su selección:

·       Los juguetes con sonido deben tener control de volumen y salida opcional de auriculares para poder adaptarlo al resto auditivo del niño/a.

·        Si tiene efectos sonoros, éstos deberán acompañarse de otros efectos perceptibles para los niños/as (luces, imágenes, vibraciones…).

·       Para evitar acoplamientos es necesario consultar a un especialista que nos oriente en la selección dependiendo del tipo de audífono usado por el niño/a.

Sugerencias para la realización de adaptaciones:

·       Se deberá modificar el juguete para poder usar simultáneamente auriculares y sonido por el canal habitual del juguete con el fin de posibilitar el juego compartido de niños/as con y sin discapacidad auditiva.

·        Se deberán colocar dispositivos electrónicos que: traducen los efectos sonoros en otro tipo de efectos perceptibles por el niño/a, amplifiquen las vibraciones del juguete al producir efectos sonoros o amplifiquen efectos sonoros.

·        Se deberá traducir los mensajes orales a mensajes escritos.

Juguetes para personas con discapacidad visual

Consejos para su selección:

·        Se procurará que tengan un diseño sencillo, realista y fácil de identificar al tacto.

·        Se procurará que incluyan objetos o complementos fáciles de manipular.

·        Se potenciará la incorporación de efectos sonoros y distintas texturas.

·       No deberán incluir muchas piezas de pequeño tamaño. Si se incluyen deberán permitir una cómoda y rápida clasificación de las mismas al tacto.

·        Deberán presentar colores muy vivos y contrastados para que puedan ser percibidos por niños/as con resto visual.

·        Deberán ser compactos y que no se desmonten fácilmente.

Sugerencias para la realización de adaptaciones:

·        En los juegos con textos o instrucciones, éstas se deberán transcribir al braille o dotar de relieve las indicaciones o ilustraciones, o bien incluir grabaciones de voz que sustituyan o acompañen al estímulo visual.

·         En juegos de mesa, se deberá dotar de relieve el tablero y colocar a las fichas algún sistema de sujeción (velcros, salientes, etc.) para que no se desplacen involuntariamente.

·        En estructuras para el juego simbólico que consten de varias piezas puede resultar útil pegarlas para evitar que se desmonten.

¿Cómo adaptar los juguetes eléctricos?

Algunos niños no pueden jugar con los juegos o juguetes eléctricos estándar que se comercializan, debido a disfunciones de tipo físico o cognitivo. Por ejemplo, debido a que los botones o mandos son muy pequeños o requieren demasiada fuerza o destreza.

La manera de poner estos juguetes y juegos al alcance de estos niños es mediante el uso de pulsadores o conmutadores apropiados a las capacidades del niño. Se deberán sustituir los mandos o botones convencionales por conmutadores que puedan ser accionados por distintas partes del cuerpo y de diferentes formas. Por ejemplo con la presión, soplo, aspiración. Estos conmutadores se fabrican en diferentes tamaños, formas, colores y texturas y pueden ser accionados por el pie, la mano, la cabeza, etc, donde el niño tenga mayor precisión.

La valoración de cuál es el más apropiado y con que parte del cuerpo debe manejarse debe ser realizada por un profesional con experiencia, capaz de evaluar las diversas capacidades motoras del niño/a y su interacción con los diversos pulsadores que existen en el mercado.

Todo este proceso de evaluación se hace con un fin: ofrecer al usuario un medio para interactuar con su entorno y comunicarse con otras personas. En realidad, el “¿por qué?” utilizamos el pulsador es lo más importante. El usuario renunciará a su uso si la actividad no le interesa.

Las actividades que podemos llevar a cabo con un pulsador son muy variadas, cubriendo el campo del ocio, la comunicación o la educación. Cada actividad requerirá disponer, además de los pulsadores, de otros dispositivos de adaptación o control específicos.

La adaptación mediante pulsadores proporciona capacidad para realizar las siguientes tareas:

·        Rehabilitación física.

·        Interacción con el entorno.

·        Comunicación con otras personas.

·        Educación.

De esta manera, los niños que usan estos juguetes pueden comprender mejor:

·        Cuándo se está pulsando.

·        La relación causa-efecto con la acción de pulsar.

·        La diferencia entre distintos efectos asociados a diferentes pulsadores.

·        Cómo mejorar la velocidad de respuesta ante un estímulo.

Además, sirven a los profesionales para:

·        La estimulación de la interacción con el en­torno.

·        La estimulación de la comunicación.

·        La evaluación del aprendizaje: juguetes adaptados que implican conoci­mientos cognitivos.

Tipos de pulsadores

Se pueden construir  muchos tipos de pulsadores sólo con un poco de habilidad y unos cuantos materiales bastante fáciles de conseguir en cualquier ferretería o tienda de componentes electrónicos.

Los pulsadores más habituales y efectivos que se suelen utilizar en la adaptación de juguetes son los siguientes:

·        Pulsador de plataforma basculante.

·        Pulsador de pie.

·        Pulsador de soplo.

·        Pulsador de barbilla.

·        Pulsador de maleta.

·        Pulsador circular.

Mediante uno o varios de ellos se puede llegar a adaptar casi cualquier tipo de juguete de accionamiento eléctrico (muñecos, coches teledirigidos, juegos electrónicos, etc.) e incluso emular el ratón de un ordenador, poniendo así al alcance de estos niños los juguetes estandarizados (disponibles en el mercado).

Los materiales necesarios para estas adaptaciones son: cajas para montajes electrónicos, microinterruptores de rodillo, palanca, neumáticos, jacks machos, cable coaxial, pegamento instantáneo, velero, láminas de metacrilato, etc. Como se puede ver, ningún material es demasiado difícil de conseguir.

¿Dónde conseguir más información?

·   Centro Estatal de Autonomía Personal y Ayudas Técnicas (CEAPAT-IMSERSO). Internet: www.ceapat.org.

·        Instituto Tecnológico del Juguete. Internet: www.aiju.info.

·        Signalia – Servicios para la accesibilidad (Información a través de la Fundación CNSE).

¿Qué normativa y bibliografía existe que pueda ser de utilidad?

·        Gaitán, R., Carabaña, J. J. y Redondo, J. A. (1997): ¿Jugamos? Manual de adaptación de juguetes para niños con discapacidad. IMSERSO. Madrid.

·        España. Real Decreto 880/1990, de 29 de junio, por el que se aprueban las Normas de Seguridad de los Juguetes.

·        Para ampliar información véase el anexo al final de la guía.

 

 

Ficha: 5.15

Pregúntame ¿cómo hacer

accesibles los juegos de mesa?

Descripción general

Los juegos de mesa son uno de los tipos de juegos más utilizados por todos los grupos de edad: niños, adultos y personas mayores. Su uso reporta beneficios como la socialización del individuo, el desarrollo cognitivo, el desarrollo afectivo y el mantenimiento de la salud física en general.

Muchas personas con discapacidad, especialmente los niños y jóvenes, y muchas personas mayores, no pueden utilizar los paquetes de juegos de mesa habituales debido que algunos de sus componentes dificultan su uso, como los pulsadores, algunos elementos demasiado pequeños, la falta de contraste suficiente de color, etc. Por ello, es fundamental contemplar estos aspectos en su diseño o realizar pequeñas adaptaciones sobre los juegos estandarizados (disponibles en el mercado).

Lo ideal sería que los fabricantes utilizasen las técnicas de “diseño universal”, de forma que personas con y sin discapacidad puedan utilizar los mismos juegos en similares condiciones. Con ello podríamos conseguir la participación de personas con diferentes capacidades en el juego al mismo tiempo, lo que reduciría la desventaja cuando se utilizan juegos normalizados.

Consejos generales que apoyan la adaptación de juegos para personas con discapacidad

A continuación señalamos los principales consejos generales para la selección y adaptación de juegos para personas con discapacidad:

Consejos generales que apoyan la adaptación de juegos para personas mayores

Las personas mayores, una vez alcanzada la jubilación, se distinguen por disponer de mucho tiempo libre, aunque podemos encontrar que, en muchos casos, no siempre se sabe cómo emplear todo ese tiempo libre.

Las opciones pueden ser muy variadas, pero, sin embargo, muy pocas veces pensamos en el juego como alternativa para el disfrute de este tiempo postlaboral. Cuando lo hacemos, nos limitamos a considerar las cartas, el dominó, la petanca o el bingo como casi las únicas posibilidades.

Para empezar, el juego siempre requiere cierta actividad. El mero hecho de mantenerse ocupado con actividades gratificantes que ayuden a aceptarse a uno mismo y a los demás, como ocurre con el juego, aporta importantes beneficios para la salud mental y física.

Además, el juego mejora el desarrollo psicomotor, favorece el desarrollo cognitivo, contribuye a la participación social, y promueve el equilibrio afectivo sea cual sea la edad de quien juega.

En definitiva el juego potencia la autonomía, ayuda a mantener y mejorar la salud y facilita y consolida nuestras redes y apoyo social. A continuación se presentan sintéticamente los principales beneficios del juego de mesa y los juegos que contribuyen a cada uno de estos beneficios:

-        Movilidad y destreza: Todos aquellos juegos que requieren coordinar los movimientos del cuerpo, movilizar de forma pausada las articulaciones o realizar estiramientos, contribuyen de forma muy positiva a mantener las habilidades sensoriales y motoras, potenciando el conocimiento de uno mismo y del entorno.

-         Percepción sensorial: Cualquier tipo de actividad lúdica, al ser fuente de motivación, incrementa la atención y mejora, a través de sus variadísimas propuestas, la percepción y estimulación de los sentidos.

-         Capacidades cognitivas: Los juegos de preguntas y respuestas y aquellos que requieren atención y concentración nos ayudan a mejorar la memoria. Los juegos de palabras y letras o cálculo ayudan a practicar algunos hábitos necesarios para el desarrollo de actividades de la vida cotidiana. Además, el aprendizaje y memorización de las reglas de cualquier juego contribuye también al mantenimiento de las habilidades cognitivas. El juego en compañía, sea cual sea su temática u objetivo, es siempre una oportunidad para el desarrollo y uso del lenguaje.

-        Contacto social y comunicación: El juego compartido fomenta las relaciones sociales y la    comunicación al tiempo que estimula la satisfacción emocional y la seguridad. Además, jugar en contacto con otros permite hacer una valoración ajustada de nosotros y de los demás, ampliando el conocimiento de nuestro entorno. Los juegos cooperativos son especialmente adecuados para promover los mensajes positivos y reforzadores dentro del grupo.

Para más información sobre los efectos del juego véase www.guiadeljuguete.com y AIJU/IBV (2004): Juegos de mesa y personas mayores: la importancia de nuevos diseños. IMSERSO,  fuentes para confeccionar esta ficha.

Recomendaciones para el diseño de juegos de mesa

A continuación señalamos las principales recomendaciones para garantizar la accesibilidad en los juegos de mesa:

a) Análisis de capacidades.

·        Definir las capacidades físicas, sensoriales y cognitivas de los potenciales usuarios.

·        Caracterizar las tareas a realizar durante el juego y las capacidades necesarias para llevarlas a cabo.

·        Garantizar un uso fácil y seguro.

b) Criterios generales de diseño.

·        Evitar materiales deslizantes.

·        Adaptar los avisadores sonoros a la velocidad de respuesta.

·        Utilizar un lenguaje claro, sencillo y fácilmente comprensible.

·        Evitar el uso de idiomas o vocabulario no conocidos.

·        Utilizar colores saturados.

·        No incluir fichas muy planas ni pequeñas.

·        Simplificar las instrucciones utilizando frases cortas. Podría incluirse un video con subtítulos o en lengua de signos que explique las instrucciones y forma de juego.

·        Utilizar letras y números de tamaño y contraste adecuado.

·        Evitar diseños que necesiten una alta movilidad articular.

¿Dónde conseguir más información?

·        Guía del juguete AIJU. Internet: www.guiadeljuguete.com

·        Instituto de Biomecánica de Valencia (IBV). Internet: www.ibv.org

·        Instituto Tecnológico del Juguete. Internet: www.aiju.info

·        Signalia – Servicios para la accesibilidad (Información a través de la Fundación CNSE).

¿Qué normativa y bibliografía existe que pueda ser de utilidad?

·        AIJU/IBV (2004): Juegos de mesa y personas mayores: la importancia de nuevos diseños. IMSERSO.

·        Para ampliar información véase el anexo al final de la guía.